La popular empresaria Kylie Jenner instó a sus seguidores a luchar contra el racismo tras la polémica muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía.

Por Isis Sauceda
Mayo 29, 2020
Anuncio

Tras la polémica muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía, la magnate de la belleza Kylie Jenner, confesó que teme por la vida de su hija.

La socialité recurrió a las redes sociales para expresar su indignación por la muerte de Floyd y su apoyo a la comunidad afroamericana, que continúa exigiendo justicia. Jenner expresó que desea un mejor futuro para su pequeña Stormi Webster, cuyo padre es el rapero afroamericano Travis Scott.

“Personalmente, nunca experimentaré el dolor y el miedo que mucha gente negra alrededor del país vive todos los días, pero sé que nadie debe vivir con miedo y nadie merece una muerte como la de George Floyd y tantos otros”, escribió en su cuenta de Instagram. “Actualmente estamos lidiando con dos pandemias horribles en nuestro país, y no podemos sentarnos e ignorar el echo de que el racismo es una de ellas. Temo por mi hija y espero un mejor futuro para ella”.

Jenner, además, confesó que no ha podido borrar de su mente la última súplica de Floyd de que no podía respirar e instó a sus seguidores a continuar alzando su voz para crear conciencia sobre un cambio.

Luego de varios días de violentas protestas en Minnesota , el policía que aparentemente ahogó a Floyd al arrestarlo fue detenido bajo cargos de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario, anunció el abogado del condado de Hennepin, Mike Freeman, en una conferencia de prensa este viernes.

De acuerdo a Freeman, el arresto del agente Derek Chauvin se llevó a cabo en tiempo récord, dada las circunstancias, ya que por lo general este tipo de investigaciones toman alrededor de nueve meses.

Los otros policías presentes en el arresto continúan bajo investigación, pero adelantó que espera que también enfrenten algunos cargos.

“Debemos presentar estos caso cuidadosamente, ya que tenemos la difícil responsabilidad de [demostrarlo con] pruebas”, dijo.

De acuerdo al código penal de Minnesota, un cargo de asesinato en tercer grado puede acarrear una pena de hasta 25 años de prisión.