Para ampliar la propiedad en la que actualmente viven, los padres de cuatro compraron una propiedad cercana.
Anuncio

Las inversiones en bienes raíces de la familia Kardashian-West continúan en ascenso.

Kim Kardashian West y su esposo, el rapero Kanye West, están expandiendo su territorio y han comprado casa en Hidden Hills, California, una propiedad vecina a la mansión de $60 millones que la pareja comparte con sus cuatro hijos, North, de 6 años, Saint, de 3½, Chicago, de 21 meses y Psalm, de 5 meses, según informó una fuente a la revista People.

Kim Kardashian, Kanye West

Para aumentar el tamaño de la propiedad en la que actualmente viven, los padres de cuatro planean derribar la casa que existe actualmente en la propiedad adquirida, y la reemplazarán con una casa propia y espacios al aire libre para los niños. La casa existente en la parcela cuenta con cuatro dormitorios y tres baños y medio, y mide 3,874 pies cuadrados.

kim-kardashian-mansion1.png

“El plan es que vivan en Hidden Hills a largo plazo, por eso compraron propiedades cercanas”, le dice la fuente a PEOPLE. “Kim realmente quiere un huerto de frutas también para los niños, por lo que necesitan más tierra”.

A diferencia de como se especulaba, la familia no tiene planes de mudarse a Wyoming, donde compraron un rancho de $14 millones, a solo 52 millas del Parque Nacional de Yellowstone, en septiembre.

Además de su complejo de Hidden Hills que se expande rápidamente, Variety también informa que la pareja compró una propiedad, que totaliza cerca de 320 acres, en las cercanas Calabasas por aproximadamente $6.5 millones en 2018.

kim-kardashian-mansion2.png

Kim y Kanye han compartido numerosas fotos de la mansión Hidden Hills de su familia, que compraron por unos $20 millones en 2014. La madre de Kim, Kris Jenner, ha declarado que cree que ahora vale $60 millones.

¡Vaya manera de invertir en real state!