La poderosa pareja de Hollywood ha formado una familia y acumulado una multimillonaria fortuna que ahora podría ser objeto de un agrio pleito en un divorcio que parece eminente.

Anuncio

Las incesantes especulaciones acerca de un divorcio entre Kim Kardashian y el rapero Kanye West parecen estar a punto de convertirse en hechos, según afirmaron a People fuentes cercanas a la pareja, lo que abre un debate acerca de qué pasara con los hijos y el inmenso patrimonio que ha acumulado una de las parejas más exitosas del mundo del entretenimiento.

“Él sabe que para ella ya se acabó. Ella ya tuvo suficiente y le dijo que necesitaba espacio para resolver el futuro”, comentó una fuente a la revista. “Él está bien. Está triste, pero bien. Sabe que lo inevitable va a suceder y sabe que va a ser pronto”.

Aunque la demanda de divorcio aún no ha sido presentada en corte, la fuente aseguró que la socialité y estrella de telerrealidad ha contratado a la prestigiosa abogada de las estrellas Laura Wasser, quien tiene en su lista de clientes a artistas como Britney Spears, Johnny Depp y Angelina Jolie. Wasser tiene la reputación de presionar a sus clientes a que negocien antes de llegar a los tribunales.

Kim Kardashian West y Kanye West
Credit: John Shearer/Getty Images

¿Qué estaría en juego en esa negociación?

En primer lugar la custodia y bienestar de sus cuatro hijos: North, de 7 años; Saint, de 5; Chicago, de 2; y Psalm, de 1 año y medio. Si seguirán pasando la mayor parte del tiempo con su madre o cómo sería  un régimen de visitas con el padre son algunas de las interrogantes que deberían resolverse en esa negociación o, si eso falla, en un pleito legal.

En segundo lugar se encuentra la millonaria fortuna de la pareja. Cuando el rapero unió su vida a la controversial socialité en el 2014, su fortuna estaba valorada en alrededor de $100 millones, mientras que la de Kardashian apenas llegaba a los 30 millones, según Forbes.

Desde entonces, de acuerdo a la misma fuente, el patrimonio de Kardashian se ha multiplicado por más de 10 y alcanza los $370 millones. En junio del 2020, Forbes incluyó a Kardashian en el lugar número 48 de la lista de las celebridades mejor pagadas del año con unos ingresos de $49.5 millones en el 2019.

Este año, la futura abogada podría subir varias posiciones tras la venta del 20 por ciento de sus acciones de su línea de belleza KKW Beauty a la empresa Coty por $200 millones.

Kim Kardashian West y Kanye West
Credit: Gotham/GC Images

En cuanto a West, Forbes lo nombró el pasado abril como una de las personas más ricas del mundo en gran parte por su línea de calzado Yeezy.

De acuerdo a Page Six, la pareja es dueña de una larga lista de bienes y raíces que incluye un rancho de $14 millones en Cody, WY, y su casa en Hidden Hills, CA, que compraron por $20 millones y en la que invirtieron otros $20 millones en renovarla. Según una fuente citada por es apublicación, Kanye es dueño de la casa, pero a Kim le pertenece el terreno, por lo que desea quedarse en el hogar donde han vivido sus hijos.

Un elemento determinante encontrado cualquier proceso será la existencia de un acuerdo prenupcial, que de haberlo agilizaría la negociación de los bienes y podría evitar un contencioso legal que pudiera dañar la reputación de la pareja.

Por lo pronto, según la fuente de People, la pareja aún están haciendo un último intento por salvar su relación. “Kim y Kanye están en consejería explorando sus opciones”, aseguró la fuente. “Han estado trabajando en su matrimonio por mucho tiempo, pero aún no han tomado una decisión”.

Kim Kardashian West y Kanye West y sus hijos
Credit: Backgrid/The Grosby Group

En diciembre, una fuente aseguró que la pareja vive “vidas separadas” desde hace tiempo.

Según People, la situación de la pareja empezó a complicar en el primer trimestre del año pasado luego de que West diera positivo a la COVID-19 cuando recién empezaba la pandemia. En julio, luego de que Kanye anunciara su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, Kardashian se mostró preocupada por la salud mental de su esposo, quien aparentemente estaba luchando con un nuevo episodio de bipolaridad y había revelado que la pareja consideró abortar a su primera hija.

“Kim estaba en shock de que Kanye hablara sobre North en un mitín”, comentó una fuente. “Estaba furiosa de que haya compartido algo tan privado… Las cosas se han ido rompiendo significativamente entre ellos y ha pasado repentinamente”.