La estrella de telerrealidad Kim Kardashian West continúa trabajando para liberar a personas encarceladas —y catalogadas de bajo riesgo— mientras se prepara para tomar el examen de la barra de abogados en el 2022.

By Isis Sauceda / L.A.
October 23, 2019 04:08 PM

Kim Kardashian West no estaba jugando cuando anunció que estaba estudiando para ser abogada. La socialité se ha dedicado no sólo a cumplir con sus estudios independientes para tomar el examen de la barra de abogados en el 2022, sino que también ha aplicado lo que ha aprendido hasta la fecha para ayudar a quienes lo necesitan.

Entre sus primeros logros — y quizá el más notorio — fue la liberación de Alice Johnson, una abuela que enfrentaba cadena perpetua por un delito de drogas. Después de enterarse de su caso en octubre del 2017, Kardashian West abogó por su liberación ante el presidente Donald Trump, quien tras escuchar el caso le otorgó clemencia en junio del 2018.

Este fue el primer caso ganado para la esposa del rapero Kanye West, quien se expresó más que emocionada con la noticia.

Al parecer, la estrella de telerrealidad se ha mantenido en contacto con Johnson, a quien escogió de modelo para su más reciente negocio de fajas SKIMS Shapewear que la también empresaria lanzó en agosto.

Luego de esa grata experiencia, la mamá de North, Saint, Chicago y Psalm se ha comprometido a “pelear por aquellos que merecen una segunda oportunidad”, según ha comentado.

En mayo, durante un episodio de su popular reality Keeping Up With The Kardashians (E!), ella explicó que lee las cartas que recibe de reos para decidir a quién ayudar antes de enviar los casos a sus abogados para que investiguen si tienen posibilidades de salir —y si la historia que cuentan en sus misivas es legítima.

Pero a pesar de su compromiso con esta causa, los escépticos aún cuestionan su capacidad debido a que no terminó la universidad. Kardashian West no se ha quedado de brazos cruzados y utilizó su cuenta de Twitter para defenderse y explicar el proceso no tradicional para convertirse en abogada, que incluye registrarse en la barra de abogados y estudiar por cuatro años un mínimo de 18 horas a la semana para tomar exámenes mensuales. Además, realiza un internado con una firma de abogados en San Francisco, CA.

“Quiero que la gente sepa que nada debe limitar tu búsqueda para alcanzar tus sueños”, escribió en su página. “Nunca es tarde para perseguir tus sueños”.

De acuerdo a Van Jones, presentador del programa The Redemption Project (CNN), Kardashian West lo ha impresionado con su pasión para convertirse en abogada.

“Se toma los casos muy en serio. Es vergonzoso asistir a una reunión con Kim Kardashian donde tu eres el abogado y ella no, y ella sabe más que tú, y eso pasa todo el tiempo”, comentó Jones, quien se graduó de la prestigiosa escuela de leyes de la universidad Yale al programa sindicado Extra. “Está tan preparada, es apasionada, lee las cartas que recibe y siempre trata de ver la manera de ayudar”.

Aunque el trabajo que la empresaria está haciendo es fuera de cámaras, le gusta compartir sus logros. En mayo de este año, en sí, publicó en Twitter que pudo negociar la liberación de otro preso catalogado de bajo riesgo quien estuvo tras las rejas por más de dos décadas.

“¡Lo hicimos de nuevo! Tuve la mejor llamada con esta encantadora familia y mi abogada quienes acaban de ganar la liberación de su amado Jeffrey en Miami”, escribió en su cuenta de Twitter. “Sirvió 22 años de cárcel por un caso de drogas… me da gusto financiar este trabajo que salva vidas”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En julio, Kardashian West también se reunió con el actor Momolu Stewart, quien fue acusado de asesinato cuando tenía 17 años. Tras su encuentro, ella escribió una carta al juez que llevaba su caso para pedir su liberación, lo cual funcionó y el actor fue puesto en libertad tras 22 años tras las rejas, de acuerdo a la cadena Oxygen.

Según TMZ, la estrella de telerrealidad ha trabajado incansablemente a nivel local y federal para asegurar que los reclusos reciban oportunidades de trabajo y alojamiento tras su liberación. Además, se asoció con la compañía de taxis independientes Lyft, para que reciban transportación a entrevistas de trabajo.

Kardashian West también ha usado sus conexiones para ayudar a amigos y el verano pasado, ella y su esposo abogaron por el rapero A$AP Rocky, quien fue detenido en Suecia. Ante su súplica, el presidente Trump accedió ayudar al cantante y aseguró que llamaría al primer ministro de ese país para resolver el problema, lo cual funcionó y en agosto el rapero ya estaba de regreso en Estados Unidos, de acuerdo a PEOPLE.

¿Cuál será su próximo caso?

Advertisement