La influencer solicitó en diciembre pasado que se le declarara legalmente soltera, meses después de pedirle el divorcio a Kanye West en febrero de 2021.
Anuncio

¡Kim Kardashian ya es libre como el viento! Este miércoles se dio a conocer que un juez del Tribunal Supremo de Los Ángeles ha declarado a la influencer oficialmente soltera en medio de su amargo divorcio de Kanye West.

A partir de ahora, la modelo y empresaria responderá al nombre de Kim Kardashian a secas, y se sacudirá el apellido de su marido gracias a la aprobación de su pedido para quedar soltera, hecho en diciembre pasado y meses después de haber solicitado oficialmente el divorcio a su marido en febrero de 2021.

Fue el juez Steve Cochran quien este miércoles dio su aprobación a la petición de Kardashian por medio de una audiencia de bifurcación celebrada de manera virtual y en la que Kardashian, de 41 años, estuvo presente, pero en la que West, de 44, brilló por su ausencia, según confirma PEOPLE.

Durante la audiencia el juez le preguntó a Kardashian si quería restaurar su nombre de soltera, a lo cual ella respondió con un rotundo 'Sí". Luego le preguntó si había una descomposición en la estructura matrimonial, a lo que ella también asistió. "Cuando el juez le leyó las preguntas y le dijo que ahora tiene de vuelta su estatus de soltera Kim sonrió", reveló una fuente a Page Six.

En documentos legales sometidos a la corte el pasado 23 de febrero, Kardashian expresó por medio de sus abogados que un mayor retraso del proceso de divorcio "únicamente creará una mayor tensión y ansiedad" en la familia y acusó a West de internar "alterar los términos del acuerdo prenupcial de las partes involucradas", según destapa PEOPLE.

A pesar de que Kardashian sostiene un romance con el comediante nacido en Staten Island Pete Davidson, y West ha pasado por los brazos de Julia Fox y ahora de la doble de Kim, Chaney Jones, el rapero no ha ocultado su deseos de reunirse con Kim pidiéndole a "Dios" que vuelva a reunir a su familia y que ella regrese a sus brazos.

La noticia surge justo un día después de que Kanye West presentara oficialmente a su novia por la red:

La separación legal se antoja complicada, no solo ante la declaración oficial de la soltería de Kim, sino que en medio se encuentra la custodia de los cuatro hijos de la pareja: North, de ocho años, Saint, de seis, Chicago, de cuatro y Psalm, de dos.