Según reportes, la estrella de telerrealidad no almacenará joyas en su nueva mansión californiana luego de los robos que ha sufrido.

Por Mayra Mangal
Enero 03, 2018
Anuncio

Los robos que ha sufrido Kim Kardashian West parecen no solo haber dejado una profunda huella en la estrella de telerrealidad, sino también buenas lecciones. Una de ellas parece ser que la doña ya no quiere ni llamar la atención de posibles ladrones ni tentarlos acumulando valiosas joyas en su casa.

Por ello, la socialité de 36 años ha prohibido literalmente el almacenamiento de su fabulosa colección de gemas en la casa que acaba de estrenar con su maridito, Kanye West, en California.

De acuerdo con reportes del sitio TMZ, la doña ha instruido que en el flamante palacete de Hidden Hills no haya joyas y que su colección —valuada en millones— se guarde en un sitio aparte, especialmente designado y resguardado por un sofisticado equipo de seguridad.