June 21, 2018 02:09 PM

Kim Kardashian West se ha sumado al coro de celebridades que lamentan la separación de más de 2,000 niños migrantes de sus familias en la frontera. En una entrevista en Los Ángeles calificó a la situación de “desgarradora”. Ahora muchos se preguntan ¿intercederá por esos niños con el presidente Donald Trump, ahora que ha abierto un canal directo con la Casa Blanca?

La respuesta es complicada, como ella bien explica.”Creo que es desgarrador…y tan triste. Te parte el corazón, no sé qué haría si esos fueran mis hijos”, dijo la esposa de Kanye West y madre de tres chiquitines al abordar el tema con KTLA5.

Cuando le preguntaron que si hablaría con el mandatario de 72 años se sinceró: “Yo no tengo acceso a todo, la gente me ha estado escribiendo por Twitter diciendo ‘puedes ayudar con esto’. Y yo no trabajo para la Casa Blanca”, enfatizó.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Su lucha, explicó, sigue enfocada en una reforma al sistema penitenciario del país. “No tengo influencia y siempre he sido abierta y honesta al respecto. Hay muchas políticas con las que no estoy de acuerdo y he sido honesta desde el principio con todo el equipo de la Casa Blanca sobre eso. Me mantengo muy enfocada con el caso de Alice Johnson y la reforma carcelaria y me encantaría ayudar [a los niños]. Si hubiese algo que yo pudiera hacer lo haría, pero no tengo ese poder”.

La mujer en cuestión es una anciana de Missouri que pasó más de 20 años tras las rejas por una ofensa menor relacionada con el tráfico de cocaína. Kardashian se enteró de su historia y desde entonces se convirtió en su defensora número uno.

Posteriormente, por medio de la intercesión de Ivanka Trump y su marido, Jared Kushner, la estrella de telerrealidad consiguó una cita en la Casa Blanca para pedir que a la mujer se le perdonara. La campaña de Kardashian fue exitosa y a los pocos días Johnson respiró aires de libertad, incluso reuniéndose con su defensora para agradecerle personalmente.

 

 

You May Like

EDIT POST