Kim Kardashian causa impacto al aparecer comprando pollo frito en una tienda de París con un vestido que mostraba una 'tanga'.

Anuncio

Kim Kardashian sí que sabe hacer una gran entrada. La estrella de telerrealidad, madre de cuatro hijitos y empresaria dejó a todos boquiabiertos al realizar un viaje relámpago por París y entre citas darse una escapada para ir a comprar pollo en un vestido que dejaba al descubierto su ‘tanga’.

La diva de 39 años se apoderó de sus redes para publicar este miércoles una serie de fotos y videos donde aparece con un entalladísimo vestido multicolor del diseñador galo Jean Paul Gaultier.

En la secuencia -que también incluye un video- se aprecia a la doña posando en el balcón de las oficinas del recientemente retirado couturiére, posando sexy en un sillón y en una bicicleta. En uno de los videos se aprecia a Kim de espaldas y junto a su marido Kanye West, luciendo el susodicho vestido y escogiendo pollo del menú electrónico de un Kentucky Fried Chicken de la Ciudad Luz.

En la foto se aprecia un coqueto bikini blanco debajo del vestido. Sin embargo, al parecer se trata de un efecto óptico del diseño creado en la década de los noventa por el modisto francés. Aún así, el modelito resaltaba entre la multitud:

Kim Kardashian
Kim Kardashian, Kanye West

Lo que dudamos mucho es que la fundadora de SKIMS y KKW Beauty haya probado bocado de la cubeta de alitas de pollo que devoró su marido, pues recientemente ella anunció que ha adoptado una dieta que se compone única y exclusivamente de alimentos a base de plantas.

Lógicamente los resultados de dicho régimen saltan a la vista pues doña Kim lució un cuerpazo de infarto en su reciente escapada de San Valentín con su amado Kanye, donde pasaron unos días de descanso en Cabo San Lucas, México.