Tal parece que su miedo a mostrar una parte de su cuerpor está vinculado a una fobia. Khloé, a diferencia de sus hermanas, dice preferir los trajes de baño enterizos.

Por Carolina Trejos
Marzo 31, 2017
Anuncio

Khloé Kardashian puede haber perdido 40 libras (y se siente y se ve mejor que nunca), pero no esperes verla en un bikini de dos piezas en ningún momento, por lo menos en el futuro inmediato.

Tal parece que su miedo a mostrar el ombligo está vinculado a una fobia con el mismo. Según ha publicado la ex de Lamar Odan en su blog, la repugnancia que le tiene a este recuerdo que todos llevamos en medio del vientre es tal que no soporta tocar uno ni que le toquen el suyo. Y a la hora de tener que llevarlo al descubierto, ni se diga. Por eso dice tajantemente que nunca será “una chica de bikini” ya que prefiere los trajes de baño enterizos.

En una nueva entrevista con el programa de televisión británico Lorraine, se sinceró sobre su aversión a los trajes de baño de dos piezas. “Me encantan las piezas enterizas. Creo que un traje de una pieza puede ser muy sexy”, dice. “No creo que necesites mostrarlo todo para que sea sexy. Y ahora, una sola pieza, cortes altos europeos son grandiosos y me siento muy cómoda en ellos. Así que para mí, siempre soy una chica de una sola pieza”.

“Pero creo que si lo tienes, presúmelo. Ojalá fuera una de esas chicas que pueden caminar en bikini todo el tiempo, pero no me siento cómoda”.

Khloé regularmente opta por este tipo de trajes de baño. Tras perder 40 libras en los últimos años, la hermana menor del clan Kardashian presume su figura sin ninguna reserva.