Los duques de Cambridge estarán acompañados de una nueva pareja de royals en su próximo acto público con la que no es habitual verles en ocasiones así, los condes de Wessex. ¿Será el primer intento de la familia real de sustituir a Meghan y Harry?

Por Nuria Domenech
Enero 17, 2020
Anuncio

Los duques de Cambridge serán acompañados por una nueva pareja de royals en su próxima aparición en Buckingham Palace.

Después de la primera aparición pública en Bradford del príncipe William y Kate Middleton tras la profunda crisis atravesada en la familia real británica a causa del Megxit, los duques de Cambridge se preparan ya para su próximo compromiso oficial: una recepción en palacio en honor a la reina durante la cumbre del UK-Africa Investment.

Los papás de George, Charlotte y Louis estarán acompañados en esta ocasión por otra pareja de royals que con los años, y después de algún que otro descalabro de juventud, se han convertido en otro de los pocos sólidos pilares de Isabel II: su hijo menor, el príncipe Eduardo y su esposa Sophie, duques de Wessex. Al contrario ahora que Meghan y Harry, ellos sí trabajan a tiempo completo como senior royals en representación de la soberana.

En esta nueva mezcla de parejas, algo no habitual, sí consta que hay una entrañable relación entre los cuatro miembros. De hecho Sophie Helen Rhys-Jones, ejerce muchas veces como personal shopper de la esposa de su sobrino William, la duquesa de Cambridge y está considerada una de las personas más elegantes de la realeza.

Sophie de Wessex es también la nuera favorita de la reina, quien se acerca infinidad de tardes a su casa para tomar juntas el té lejos de cualquier protocolo.

Se espera también que al encuentro acuda la princesa Ana, quien tuvo un pequeño altercado grabado en video durante la última visita de los Trump a Buckingham.

“Esta cumbre demostrará la fortaleza de las relaciones entre el Reino Unido y África. En ella se destacará el amplio abanico de las buenas oportunidades de inversión que existen en el continente africano y el compromiso que tiene el Reino Unido en apoyar su desarrollo económico, a través de la creación de empleo y nuevas asociaciones”, dijo el palacio de Kensington en un comunicado.