En un acto de caridad y rodeada de niños, la esposa de William dejó claro cuáles eran los requisitos necesarios para encontrar el mejor árbol para estas entrañables fiestas.

Por Nuria Domenech
Diciembre 05, 2019
Anuncio

Aunque en su día se especulara con que la monarca podría decidirse a abdicar directamente en favor de su nieto William por el bien de la institución, ahora se debate si la reina Isabel está lista o no para abdicar en el príncipe Carlos al cumplir los 95 años.

Sin embargo, parece que la reina Isabel le hubiera hecho un guiño a la joven que seguramente será algún día futura reina, Kate Middleton.

Después de amadrinar el evento de caridad de Family Action durante 65 años, la reina le pasó la batuta a la esposa del futuro rey William, duque de Cambridge, para que sea ella de ahora en adelante quien se encargue del patronato de esta asociación benéfica.

Con este motivo la mamá de los principitos George, Charlotte y Louis, acudió así de radiante a elegir árboles de Navidad con un grupo de niños de una escuela a la que acuden familias en peligro de exclusión.

Ataviada con los colores típicos de la Navidad, con un divertido plumífero rojo de la marca Perfect Moment y un sueter verde, se la pasó en grande con los niños que con su simpatía, seguramente, le recordaban a los suyos propios.

Roger Brill, dueño del vivero, contó a los medios las dos cualidades que Kate buscaba entre los árboles: en primer lugar, diferenciaba entre a cuáles se les caían las agujas de las ramas y a cuáles no; en segundo lugar, prefería los que emitían un aroma más profundo. ¡Buenas ideas si queremos inspirarnos al elegir el nuestro!

Kate es fan de la Navidad y de la decoración. Su familia tiene una empresa de artículos festivos de toda la vida y Carole Middleton, mamá de Kate, no dudó en subir en la cuenta de su oficina una foto propia junto a un árbol de Navidad.

Mientras, el príncipe William se encontraba lejos del Reino Unido, en Omán, continuando con sus obligaciones.

No hay duda de que Kate Middleton pasó un rato encantador acompañada de los más pequeños, con quienes compartió sus anécdotas de cómo pasan la Navidad en familia en el palacio de Kensington.