A pesar de su distanciamiento en 20016 por el asunto de El Chapo Guzmán, la actriz se ha reunido con sus amigas del alma. Bueno, con todas menos una.

Anuncio

Se dice rápido pero celebrar 25 años de amistad no es cosa fácil. Ellas lo han conseguido. A pesar de los altibajos, Kate del Castillo y su grupo del alma, Las Lagartonas, se han mantenido en las duras y en las maduras, juntas y luchando por su unión de corazón.

Las eternas amigas protagonizaban un emotivo encuentro que han compartido generosamente en sus redes y que demuestra el cariño que se tienen casi tres décadas después, a pesar de los tropezones.

A la divertida reunión no faltaron, además de la actriz de La Reina del Sur, Fabiola Campomanes, Roxana Castellanos y Montserrat Oliver. A quien sí echamos de menos fue a la cuarta mosquetera, Yolanda Andrade, con quien parece que Kate todavía no hizo las paces.

A través de un extraordinario video en el canal de Youtube de Montserrat pudimos vivir el fabuloso y divertidísimo encuentro de las comadres. La complicidad traspasa la pantalla. Hablaron de hombres, de comida, rieron, cantaron y recordaron momentos inolvidables de todos estos años de aventuras.

Aunque su relación ha tenido sus momentos complicados, concretamente cuando Kate del Castillo estuvo implicada en el escándalo del Chapo Guzmán en 2016, han sabido superarlos, perdonarse y mantener esta hermandad tan bonita.

La única con quien parece que la actriz no ha acercado posturas es con Yolanda, que no estuvo en esta celebración. Tras el regreso de Kate a México en 2018 fue con la única con quien no tuvo contacto. La conductora parece que nunca vio con buenos ojos el acercamiento de su amiga al narcotraficante y así lo dijo en varias ocasiones.

“No hay comunicación, yo no te puedo decir mentiras, hace mucho tiempo que no hablo con ella. Éramos [muy unidas], todas somos muy amigas, pero yo con Kate no he hablado”, expresó Yolanda a los medios al ser preguntada por aquel entonces.

El resto ha ido reconciliándose con ella poco a poco y a la vista está el buen rollo. Este momento juntas nos hizo viajar al pasado y recordar las salidas de este grupo de mujeres de armas tomar. Verlas disfrutar es alegría pura para la vista y aunque Yolanda es una pieza clave que falta en el puzzle, quizás con el tiempo y la ayuda del resto de compañeras podamos ver a las cinco nuevamente haciendo de las suyas.