Kate del Castillo habla de lo que significa el personaje de Teresa Mendoza en su vida y el esperado regreso de La Reina del Sur a la pantalla de Telemundo. ¿Cómo ha encontrado paz después de la tormenta? La actriz lo cuenta todo.

By Lena Hansen
February 26, 2019 04:33 PM

Kate del Castillo admite que el personaje de Teresa Mendoza en La Reina del Sur —que regresa a Telemundo el 22 de abril— marcó su vida. “Después de nueve años estamos con mucha emoción, con mucho nervio de regresar porque es un fenónemo, La Reina del Sur, no es como todas las demás series. La Reina del Sur ha estado vigente todos estos años porque la han seguido repitiendo, porque la gente sigue hablando de la serie”, dice la actriz mexicana a People en Español. “Finalmente Teresa Mendoza se volvió como un ícono de mujer fuerte, de mujer luchadora, de haber pasado por tantas tragedias en su vida y levantarse cada vez más fuerte”, dice sobre su rol de una narcotraficante que rompe esquemas. “Es un personaje super lindo, es un personaje para mí importante en mi vida sin duda y además es una deliciosa de interpretar”, añade.

Chris Haston/NBCUniversal/NBCU Photo Bank via Getty Images

Del Castillo tiene otros proyectos en el tintero para este año. ¿Regresa en una nueva temporada de Ingobernable, la popular serie de Netflix? “De Ingobernable no sé nada, no sabemos si se va a hacer o no la tercera temporada. Necesitamos que nos den luz verde, que nos la dieron pero ya no sé que ha sucedido”, afirma. “Vamos a ver qué pasa porque hay muchas cosas internas que no puedo comentar. También tengo proyectos de teatro, unos en México, otros en otra parte. Estoy viendo como me acomodo. Estaría actuando y en todo estaría yo como productora”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

REX Features/Shutterstock /The Grosby Group

Si bien el escándalo en el que se vio envuelta tras su visita secreta con El Chapo Guzmán puso su mundo al revés, también le dejó varias lecciones valiosas, asegura. “Sin duda hay que tomar los problemas de frente y por los cuernos. No han sido muy fáciles los últimos tres o cuatro años de mi vida pero también han sido de mucho aprendimiento, de mucha fortaleza porque no me ha quedado de otra”, admite. “Esa fortaleza viene porque ha sido una etapa muy vulnerable y sin una no hay la otra. Por esa vulnerabilidad me he hecho más fuerte, pero también mucho más vulnerable y sensible a ciertas cosas y situaciones que antes no lo era. Me he vuelto más paciente para muchas cosas. Ya sé lo que me pone bien y lo que me pone mal y no le doy ni medio segundo de pensamiento a lo que yo sé que no está bien. Bye, no le doy ni un segundo. Eso también te hace madurar. Yo no quiero perder mi tiempo con cosas que ya sé que no me van a beneficiar”.

Advertisement