La actriz Kate del Castillo ya convive con los hijos de su novio, el director de fotografía Edgar Bahena. ¿Estará lista para ser mamá?
Anuncio

Kate del Castillo está más enamorada que nunca. Ya no esconde su amor por el director de fotografía Edgar Bahena, a quien presume sin reparo. La relación va tan en serio que la actriz ya convive con los hijos de su pareja, algo que, según su hermana Verónica del Castillo, parece haber despertado su instinto maternal.

"Nunca la había visto tan enamorada, bueno sí, hace mucho. Es rarísimo que se enamore, pero ya para que diga: 'Hoy tenemos niños', ¿tenemos niños?, ¡wow! Sí está como muy sensible a lo que no le gusta que son los niños, está muy contenta con los de él, entonces me da gusto porque está despertando un instinto que pensé que no se le iba a despertar", expresó la conductora a la prensa mexicana.

De acuerdo a Verónica, la protagonista de La reina del sur, pasa bastante tiempo con los hijos de Bahena, quien ya asiste a las reuniones familiares junto a sus retoños.

"[La convivencia es] muy natural, estuvimos juntos en Navidad y ahí estaban brinque y corre los niños y estaba encantada con ellos", reveló. "Son unos niños muy chistosos, muy lindos, y pues la veo tolerante como nunca. Nunca había sido tolerante con los niños, entonces de ahí defino que está enamorada".

Kate del Castillo
Kate del Castillo
| Credit: Kate del Castillo/Instagram

Pero ese amor aún no la convence en convertirse en madre, según Verónica, quien tampoco ve la posibilidad de que su hermana menor llegue por tercera vez al altar, tras su segundo divorcio del actor Aarón Díaz, hace más de 10 años.

"No, eso definitivamente no. No va a ser madre, no creo, y no creo ni siquiera que se case una vez más. Ya metió la pata dos veces", declaró al programa Hoy día.

Kate del Castillo
Kate del Castillo
| Credit: Kate del Castillo/Instagram

Boda o no, hijos o no, la nueva relación de la actriz tiene a sus padres, Eric del Castillo y Kate Trillo, más que complacidos.

"Mis papás están contentos porque la vemos muy feliz, [Edgar] es un chavo que tiene mucha chispa y que te hace reír muchísimo", aseguró Verónica. "La veo muy contenta porque se ríe y la acompaña, intelectualmente tienen un enganche muy padre porque están en lo mismo".