La cantante colombiana posa sin maquillaje para la portada de Vogue México y Latinoamérica, y celebra la belleza natural. ¡Mira lo que contó Karol G sobre su vida hoy!
Anuncio

Karol G celebró la belleza natural en su primera portada de Vogue. La cantante colombiana de 31 años aparece sin maquillaje en la portada de la revista Vogue México y Latinoamérica. "Así decidí salir: poco maquillaje, simple, natural. Sentirnos cómodos como realmente somos es algo con lo que batallamos todos los días, por cómo 'debemos' lucir, o debemos vernos según el estándar social", expresó la artista colombiana en Instagram.

"En esta ocasión quería que hablaran por mi, mi forma de pensar, el éxito de mi trabajo y de mi música y la seguridad que ha sido tan difícil construir con el pasar de los años… Valorar quienes somos por encima de cómo nos vemos", añadió la reggaetonera.

La revista celebra la labor de Karol G de "dar visibilidad a la feminidad, la libertad y la autenticidad".

Karol G
Credit: (Rich Fury/Getty Images for dcp)

"Si mucho o poco, algo de lo que yo diga o haga puede inspirar a las mujeres a que se deshiniban, a que vivan tranquilas, a que se liberen, eso es muy especial para mí, porque cuando yo lo logré internamente, fue algo que me llevó a otro nivel", dijo Karol G a Vogue México y Latinoamérica.

Karol G —cuyo verdadero nombre es Carolina Giraldo Navarro— confiesa que leer un libro le cambió la perspectiva. "Ahora que estoy leyendo un libro llamado Mujeres que corren con los lobos he entendido mucho el despertar que tuve después de muchos años", dijo. "Cuando empecé cuidaba mucho que como mujer no podía cruzar ciertas líneas o no podía hablar de ciertos temas, o expresarme de cierta manera".

Antes sentía que debía censurar sus letras. "A veces escribía una canción que contaba un momento íntimo que tuve con una persona y era una canción que se quedaba guardada porque no estaba bien visto que yo dijera lo rico que me lo hizo, lo que me gustó o cómo me besó", recuerda.

Sin embargo, hoy ha liberado su lado salvaje. "Antes, las mujeres escuchábamos las canciones de los hombres y teníamos que acomodarlas a cómo las diríamos nosotras, pero ahora ya no. Ahora hay mujeres que expresamos lo que sentimos".

También es una defensora del amor propio. "Se volvió una misión tratar de llevar ese mensaje de seguridad, de querernos a nosotros mismos. Cuando tú no tienes a quién amar, estás tú misma. Tienes que quererte, tienes que levantarte, ponerte mamacita para ti, salir y sentirte la más chimba, ir al gimnasio y decir 'ese cuerpo de verano a mí no me lo cuentan, sino que me lo aplauden a mí'. Es algo con lo que me despierto todos los días, que quiero compartir con los demás para que se sientan igual", contó a la revista.