El rapero sufre un trastorno bipolar y sus salidas de tono esta semana han puesto en un aprieto a su esposa, revelando detalles dolorosos de su intimidad.

Por Nuria Domenech
Julio 25, 2020
Anuncio

Después de las impactantes declaraciones que acaba de revelar sin ningún pudor el cantante Kanye West acerca de la vida de su esposa Kim Kardashian, el billonario empresario, quien está diagnosticado como bipolar, tomó sus redes para pedirle una muy merecida disculpa a su mujer, después de la difícil semana que ella acaba de atravesar por culpa de sus últimas salidas de tono.

Photo © 2020 Splash News/The Grosby Group

“Me gustaría pedir disculpas a mi esposa Kim por hacer públicos asuntos que pertenecían a nuestra intimidad”, escribió Kanye en su cuenta de Twitter. “No supe cubrirle las espaldas, como ella hace conmigo. Quiero decir que sé que te he hecho daño. Perdóname, por favor. Gracias por estar siempre cuando te necesito”, dijo en un romántico mensaje, después de haberla liado parda.

REUTERS/Randall Hill/Grosby Group

En su primer mitin político, en lo que parece ser su carrera por la presidencia de los Estados Unidos, el artista reveló que él y su ahora esposa debatieron durante tres meses si debían abortar a su primer bebé:

“La Biblia dice: no matarás. Recuerdo cuando mi novia me llamó llorando y gritando para decirme que estaba embarazada. Primero exclamé, ¡sí! Y luego pensé.. oh, oh... En aquel entonces era un rapero que hacía mi vida, tenía varias novias y todo eso”, confesó.

Best Image/The Grosby Group

“Ella lloraba... Un mes, dos meses, tres meses estuvimos hablando del tema para que ella no tuviera a su bebé. Kim tenía las píldoras en la mano...” aseguró.

Kanye West asegura que algo pasó entonces: Dios le habló. “Estando yo en el departamento de París, el mismo donde después robaron a Kim, tenía mi compu abierta, todas mis ideas creativas, mi línea de calzado, la portada de mi próximo tema... Y la pantalla se puso en blanco y negro”, recordó. “Dios me dijo: Si jod- mi visión, yo voy a jod- la tuya”.

El cantante habló después con Kim y ella le dijo: “Vamos a tener a este bebé”, a lo que él contestó: “Vamos a tener a este niño”.

Una fuente confirmó a la anglosajona People que Kim Kardashian estaba furiosa con su marido por haber hecho tales revelaciones, aunque la influencer no dudó en pedir compasión en un comunicado ante los momentos que estaba atravesando su esposo: “Como muchos saben, mi marido padece un trastorno bi-polar”, aseguró.

Los rumores de un divorcio entre la pareja siguen al alza. El tiempo confirmará si son ciertos o no.