El músico contó detalles íntimos de sus padres y de su esposa, y afirmó no importarle si Kim Kardashian quiera divorciarse de él después de estas revelaciones...

Por Nuria Domenech
Julio 19, 2020
Anuncio

Después de anunciar su deseo oficial de convertirse en presidente de los Estados Unidos el pasado cuatro de julio, en su primer rally en South Carolina, Kanye West rompió a llorar mientras compartía su opinión acerca del aborto.

El rapero transformado en político, contó detalles íntimos acerca de los primeros meses durante los que tuvo que enfrentar que su entonces novia, Kim Kardashian, estaba embarazada de su primer bebé y reveló cómo se enteró de la noticia.

“La Biblia dice: no matarás. Recuerdo cuando mi novia me llamó llorando y gritando para decirme que estaba embarazada. Primero exclamé, ¡sí! Y luego pensé.. oh, oh... En aquel entonces era un rapero que hacía mi vida, tenía varias novias y todo eso”, confesó.

The Grosby Group

“Ella lloraba... Un mes, dos meses, tres meses estuvimos hablando del tema para que ella no tuviera a su bebé. Kim tenía las píldoras en la mano...” aseguró.

Kanye West asegura que algo pasó entonces: Dios le habló. “Estando yo en el departamento de París, el mismo donde después robaron a Kim, tenía mi compu abierta, todas mis ideas creativas, mi línea de calzado, la portada de mi próximo tema... Y la pantalla se puso en blanco y negro”, recordó. “Dios me dijo: Si jod- mi visión, yo voy a jod- la tuya”.

El cantante habló después con Kim y ella le dijo: “Vamos a tener a este bebé”, a lo que él contestó: “Vamos a tener a este niño”.

También aseguró que “incluso si mi mujer ahora quiere el divorcio por haberles contado esto, que trajo a North al mundo incluso cuando yo no quería que lo hiciera... Ella luchó por su hija y decidió proteger a ese bebé. ¿Y quieren saber quién más protegió a su bebé?”, preguntó a la audiencia durante su intervención, mientras rompía en llanto.

“Mi mamá me salvó la vida. Mi papá quería que abortara. Mi madre salvó mi vida, no habría un Kanye West porque mi papá estaba muy ocupado”, dijo entre lágrimas recordando a su madre, Donda West.

Fruto de su relación con Kim Kardashian, después de North West nacerían Saint, Psalm y Chicago, la familia de cuatro hijos que ha formado junto a su esposa, la influencer más famosa del mundo. “¡Casi mato a mi hija!” repitió antes de exclamar: “¡Amo a mi hija!”