Dos mujeres inculparon al cantante Justin Bieber de supuesto acoso sexual y él las está demandando por $20 millones por difamación. Los detalles.

Por Lena Hansen
Junio 26, 2020
Anuncio

Justin Bieber no se quedó callado cuando dos mujeres lo inculparon de acoso sexual. El cantante canadiense respondió contundentemente con una demanda de $20 millones por difamación en contra de las dos mujeres, cuyas identidades no han sido reveladas. Solo se sabe como ellas se identifican en Twitter —@danielleglvn y @ItsnotKadi— y los nombres que usaron en las redes sociales: Danielle y Kadi. Los abogados del cantante —casado con la modelo Hailey Baldwin— afirman que las acusaciones en su contra son "imposibles" a nivel factual y que la evidencia indiscutiblemente prueba que son falsas.

"Danielle alega que fue sexualmente acosada en el hotel Four Seasons el 9 de marzo del 2014. Sin embargo, Bieber no se quedó en ese hotel en marzo del 2014 y hay múltiples testigos y evidencia documental para refutar la mentira maliciosa de Danielle", dice la demanda, interpuesta el jueves y obtenida por People. Además, cita que la acusación de Kadi es "igualmente imposible" a nivel factual y que solo está sostenida en "mensajes de textos falsos o falsificados".

(Photo by Steve Granitz/WireImage)

"Danielle fabricó su encuentro sexual con Bieber en el hotel Four Seasons porque fue públicamente reportado que Bieber cenó en el restaurante del hotel Four Seasons el 10 de marzo del 2014 y asumió que él se estaba hospedando en ese hotel. Bieber fue al restaurante, pero no se estaba hospedando en el hotel", añade.

(Photo by James Devaney/GC Images)

Según estos documentos oficiales, Bieber y la cantante Selena Gómez, quien era su novia en ese entonces, acudieron a su presentación sorpresa y de último momento en SXSW esa noche, cuando él le dedicó una canción a Selena. Bieber fue visto saliendo del club con Gómez y ambos se fueron a una propiedad rentada en la que se estaban quedando "con varios amigos". Los abogados proveen recibos de la propiedad rentada donde se quedaron el cantante y sus amigos esa noche, y del hotel Westin, donde se hospedó la noche siguiente.

La demanda añade que Kadi es una "superfanática" de Bieber — llamada "Belieber"— que estaba "desesperada por conocerlo", obsesionada con la fama y que ha admitido en su cuenta de Twitter que quiere ser "la estrella de una serie de Netflix". Kadi alega que Bieber la invitó a su habitación de hotel a las 2:30 a. m. —el mismo día que Bieber estaba en la fiesta después de la gala del Met, algo que pueden verificar decenas de testigos— por lo que la historia de Kadi es una "fabricación extravagante", según los abogados del artista. People intentó contactar a ambas mujeres, pero no ha tenido respuesta de ellas.