El cantante mexicano es dado de alta pero no regresará a su casa en Sinaloa, México, para evitar contagiarse de la COVID-19 que azota esa zona.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Mayo 20, 2020
Anuncio

Una semana después de su alarmante ingreso al hospital, el cantante Julio Preciado fue dado de alta tras la mejoría de su salud ante el cuadro de neumonía que presentó cuando fue internado. Sin embargo, no podrá viajar al estado de Sinaloa, donde reside, debido al alto nivel de contagio de coronavirus en esa región.

De acuerdo a reportes en la prensa mexicana, el intérprete permanecerá en Jalisco, México, hasta que la curva de la COVID-19 se aplane en su estado natal ya que debido a su condición de salud —padece de hipertensión y diabetes— es una persona que corre un alto riesgo de contagio. “Por ahora no están las condiciones para irme”, comentó a la prensa.

Preciado reveló que su ingreso al hospital la semana pasada se debió a que estuvo expuesto a bajas temperaturas tras usar una unidad de aire acondicionado para aliviar el calor en su ciudad. El frío al que se sometió afectó su sistema pulmonar, lo cual desató un cuadro de neumonía por el que fue tratado.

Así acalló el rumor que corrió como pólvora a su llegada al nosocomio de que padecía coronavirus. El cantante recurrió a sus redes sociales para negarlo y aseguró haberse sometido a la prueba de la COVID-19, que arrojó resultados negativos.

“Les aviso que solo tengo principios de neumonía. La prueba de [la] COVID-19 salió negativa gracias a Dios”, comentó la semana pasada a través de sus redes sociales.

El cantante ha estado bajo supervisión médica desde enero tras someterse a un transplante de riñón que fue donado por su hija Yuliana, quien ha permanecido al pendiente de la salud de su padre.

Si necesitas información actualizada sobre la COVID-19, sus síntomas, tratamiento, por favor visita el sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que ofrece servicio en español: www.cdc.gov/spanish/index.html