El joven pugilista Julio César Chávez Jr. está a la espera de dos grandes retos: convertirse en padre por segunda ocasión y su próxima pelea —para la cual retó al campeón mundial Saúl Canelo Alvarez. ¿Le dará la revancha?

Por Isis Sauceda / L.A.
Febrero 05, 2020
Anuncio

Luego de la ola de críticas que ha recibido por su comportamiento en las redes sociales, el joven boxeador Julio César Chávez Jr. está recibiendo felicitaciones porque será papá por segunda ocasión.

Fueron sus hermanos Omar y Nicole Chávez los que confirmaron la noticia ante el vídeo de un ultrasonido que compartió el boxeador en sus redes sociales. (“Se los dejo a su criterio”, dijo el pugilista en la grabación). Pero sus hermanos compartieron imágenes del boxeador anunciando que serán tíos de nuevo.

“Que emoción, voy a ser tía otra vez”, escribió Nicole junto a una fotografía al lado de su hermano, su cuñada Frida Chávez y su sobrina Julia.

En los últimos días, el boxeador ha estado en el ojo del huracán debido a sus controversiales publicaciones en sus redes en las que expuso una pelea verbal que tuvo con su padre —el legendario pugilista Julio César Chávez— y habló sobre la economía de México y hasta retó al campeón mundial del boxeo Saúl Canelo Álvarez.

“Pelea Canelo, no hay mejor para ti, pelea. Todo México quiere verte que pelees conmigo. Todo México quiere verte. Pelea conmigo”, le dice en el vídeo. “Todos los que quieran que pelee con Canelo en mi peso, para que le pegue sus fregazos [golpes], hagan este vídeo [viral] y fórzenlo a que me dé mi pelea en el peso que corresponde como debe ser”.

Por su parte, Álvarez se burló del reto en el que Chávez Jr. indicó que no debía aceptar si tenía miedo de sus habilidades.

“En vez de estar retando a la gente, pídele ayuda a tu papá, la necesitas”, le respondió Canelo en sus redes sociales.

Chávez Jr. continúa utilizando sus redes para comunicarse con sus seguidores y abordar las críticas y comentarios dirigidos a él.

“Cualquier crítica que he recibido a mi persona yo creo que es de gente que no se atreve a ser real, que se quisieran siempre poner la máscara que traigo ahorita aquí”, publicó en sus historias el miércoles. “Les duele el que una persona pública o boxeador profesional, una leyenda pueda hablarles claramente en el momento que sea y decirles lo que está pasando porque no hay nada que esconder”.