El actor fue el encargado de dar a conocer esta triste noticia con lágrimas en los ojos y rindiéndole un homenaje.

Por Carolina Amézquita Pino
Enero 14, 2021
Anuncio

Con un especial video, Julio Camejo dio a conocer la muerte de su madre. En dicho audiovisual se ve a Gladys González y Antonio Sánchez, padre del actor, bailando una rumba en una calle de su natal Cuba. La bailarina y coreógrafa vivía en México, donde falleció, a los 83 años, el pasado miércoles 13 de enero. Los medios de comunicación locales informan que fue a causa de un infarto.

Credit: Agustin Ramirez/Clasos.com/LatinContent/Getty Images

"La última de las rumbearse, Gladys González, 'la mujer de Antonio', hoy está bailando junto a mi padre una vez más", escribió Camejo en su cuenta de Instagram. "Me quedo con todo lo grande que me dejaron. Y gratitud porque gracias a ustedes soy el hombre, el padre, el artista y la persona que soy". 

Posteriormente, el también cantante realizó un video donde mencionó que "no les voy a decir como murió. Les voy a contar cómo vivió esta gran mujer, Juan María Gladys González Camejo, mi madre".

"Su último mensaje fue ayer y me dijo 'di una clase en línea'. Porque ella era profesora del Tec de Monterrey [Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, prestigiosa universidad mexicana]", mencionó. "Dijo 'di una clase y a los muchachos les gustó'".

El también bailarín mencionó algunas de las virtudes de su madre.

"Puedo cerrar los ojos y sufrir. Obvio qué hay un vacío. Pero prefiero abrir los ojos y recordarla por lo grande que fue, por su enseñanza", agregó con lágrimas en los ojos. "Siempre me incitó a dar lo mejor de mí. A ser un buen padre, pero, sobre todas las cosas, era una mujer que siempre me decía 'antes de pensar en tu bien personal, piensa en el bien de la gente'. Me voy con eso, me voy con su alegría, con esa sonrisa tan definitiva, que la definía como persona; por su energía; porque era la que me daba el ánimo cuando estaba cansado".

Julio Camejo reveló que si bien sufre "dolor, hay una pena", prefiere que se queden con la mejor imagen de Gladys González. "Si la quieren recordar mi gente, recuérdenla con un traguito de ron; recuérdenla bailando salsa o un danzón, y recuérdenla con una sonrisa porque ella era lo que quería que la recordaran siempre sonriendo y así va a ser", concluyó.