Tras las declaraciones de Marjorie de Sousa sobre su hijo Matías, Julián Gil decidió romper el silencio y hacer diversas aclaraciones al respecto.
Anuncio

Hace unos días, Marjorie de Sousa reveló que su hijo Matías estaba enterado de los conflictos legales que la actriz y Julián Gil, el padre del nene, han tenido desde hace tiempo. Además, aseguró que el niño estaba sano a nivel emocional. Ante ello, el protagonista de la película Jesús de Nazareth decidió pronunciarse al respecto. "Matías me ve en la calle y no sabe que soy su papá", advirtió en un video que dio a conocer en su cuenta de Instagram.

"Pensé mucho antes de hacerlo y creo que amerita hacerlo. Voy a tener que empezar a hacerlos [los videos] más a menudo para que queden evidencias, porque, por lo visto, la gente tiene memoria muy corta, y tiene que ver con mi hijo Matías, y con unas expresiones totalmente erradas, como siempre, una vez más, de su mamá [Marjorie de Sousa]", agregó. "Ojalá a nadie de su familia nunca le pase algo así, de verdad, no por mí, sino por los niños. En este caso Matías, que está perdiendo la posibilidad de estar con su padre, que soy yo".

El también conductor habló de la alienación parental que sufre el pequeño y quiso aclarar la situación sobre la patria potestad, debido a que se ha asegurado que renunció a tenerla. "Escuché a alguien decir que había renunciado a la patria potestad, eso es totalmente absurdo e imposible; la patria potestad irrenunciable en cualquier parte del mundo", aclaró. 

"A mí, Julián Gil, en México se me arrebató [mi hijo] sin ningún tipo de justificación", continuó. "Para que un padre o una madre pierda la patria potestad es casi, casi imposible, tiene que ser un delincuente, estar juzgado por un tribunal por narcotraficante, pedófilo; es decir, los motivos para perder la patria potestad son casi imposibles, a mí, milagrosamente, en México se me arrebató".

Marjorie de Sousa hijo Matías Julián Gil

Julián Gil dejó claro que Matías no puede estar "sano" emocionalmente porque está creciendo sin su padre. Y aunque perdió la patria potestad debe continuar pagando la pensión designada por las autoridades porque es en beneficio del menor, pese a que "no tengo ningún tipo de derecho sobre el niño, ni privilegio, pero sí las obligaciones". Dejó claro que, actualmente, no existe impedimento alguno para ver al niño porque los procesos legales concluyeron y "vivo en México"; por lo tanto, con solo una llamada podría arreglarse una visita.

"Para que esté claro, no tengo la oportunidad de ver a mi hijo y, hoy más que nunca, es mucho más sencillo ver al niño porque no existe un tema legal y, al no existir, ella no tiene la excusa que tuvo durante más de cuatro años al decir 'a mí me encantaría que el papá comparta con Matías'", explicó. "La única persona en este planeta que tiene la potestad de agarrar el teléfono y decir '¿cuándo quieres ver al niño?' se llama Marjorie de Sousa, nadie más".

People en Español se puso contacto a Marjorie de Sousa, quien, hasta el momento, no ha contestado al respecto.