El actor argentino finalmente pudo ver a su hijo Matías Gregorio en la corte, luego de verse las caras con quien fuera su prometida hasta el 2017.

By Carolina Trejos
August 27, 2019 05:58 PM

 

La novela de la vida real entre Julián Gil y Marjorie de Sousa tuvo un capítulo impactante hoy.

El actor argentino finalmente pudo ver a su hijo Matías Gregorio en la corte, luego de verse las caras con quien fuera su prometida hasta el 2017.

El día comenzó un poco turbulento para el actor de Univision ya que lo que dijo ante la prensa recientemente sobre su hijo Matías acaparó titulares.

“Suena duro pero no. Lamentablemente, no lo extraño [a Matías Gregorio]. Quisiera extrañarlo, pero no lo extraño porque no lo conozco. No puedes extrañar algo que no tienes. Entonces es duro”, advirtió Julián Gil a los medios de comunicación.

A un año de haber tenido la última convivencia con Mati, Gil logró ver a su hijo. El actor documentó el momento en las redes sociales y compartió el emotivo momento con sus seguidores. “Te amo hijo. Día a día lograremos estar juntos para siempre”.

Las reacciones no se hicieron esperar.

Mezcalent/Gustavo Caballero/South Beach Photo/REX/Shutterstock

“¡Son idénticos! ¡Ojalá que al final no sea él [niño] el afectado en esa guerra de la mamá y el papá! Al final son los niños quien sufren”, dijo una seguidora de Gil.

“Así debería de ser siempre❤️si la pareja no funciona y tienen hijos de esa relación, es tener buena comunicación por los hijos, es el mejor acto de amor que pueden hacer los papas por los hijos”, dijo otro comentarista.

Y aunque muchos dicen que Marjorie no estaría de acuerdo con que le muestren la carita al niño, otros dicen que quisieran verlos juntos de nuevo.

Al final del caso es el juez quien tiene la última palabra.

“Lo que pasó hoy fue bien importante porque la trabajadora social va a rendir un informe de lo que pasión en la convivencia con Matías. Entendemos que después de que se rinda el informe en dos o tres semanas, el magistrado tiene bien claro cuáles son las intenciones mías como padre”.

Advertisement