October 18, 2017 07:26 AM

Julián Gil no se quedó callado luego de que Marjorie de Sousa reapareciera el pasado domingo con su bebé en brazos en un evento público en la Ciudad de México y asegurara que ella se estaba haciendo ‘responsable al 100%’ de su hijo. Visiblemente molesto, el actor de origen argentino lamentó ante las cámaras del programa ¡Suelta la sopa! (Telemundo) que la intérprete venezolana pueda exponer al bebé sin problema mientras que a él no se le permite compartir fotos del pequeño.

“Ella podrá decir lo que quiera decir, yo tengo pruebas de todo, como pues cuando se atrevió a decir que yo no podía sacar una foto del niño, que me querían quitar las visitas porque supuestamente este era un país peligroso y era un país inseguro; sin embargo pues ya vi que ayer lo llevó y le puso las cámaras. Entonces yo no puedo sacar una foto pero ella sí lo puede exponer a todas las cámaras”, lamentó Gil. “La verdad es que es un plan de inconsistencia total”.

El que fuera villano de la exitosa telenovela Hasta el fin del mundo también reconoció que duda del uso que le está dando Marjorie al dinero que religiosamente la pasa mensualmente a su hijo.

“Me molesta que no veo a las enfermeras, todavía el día de hoy no he visto una sola enfermera. No las conozco. Tanta plata que estoy pasando por las enfermeras y todavía no las he visto. Hay que ver entonces en qué se está gastando la plata […] en las enfermeras no es”, dijo molesto.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A pesar de lo desgastante que asegura está siendo esta situación para él, el intérprete de 47 años no está dispuesto a rendirse ya que para él lo más importante es que el día de mañana Matías esté orgulloso de todo lo que luchó su papá por él.

“Yo una de las cosas que no voy a hacer es rendirme, yo lo que sí voy a hacer es que Matías en su momento se sienta orgulloso de lo que luchó su padre por sus derechos”, afirmó.

Respecto al ultimátum que su equipo de abogados le dio a Marjorie la semana pasada para llegar a un acuerdo antes de iniciar una ofensiva contra ella, Gil aseguró que ‘sigue firme’.

“En ningún momento he pensado que la prueba de ADN sea un elemento de negociación, es más me parece totalmente absurdo que sea un elemento de negociación”, concluyó.

You May Like

EDIT POST