Después de que varios medios confirmaran que Itatí Cantoral dio positivo por coronavirus, Juan Soler ha salido a la palestra para aclarar cuál es su situación.

Por Teresa Aranguez
Octubre 09, 2020
Anuncio

Después de que la periodista Ana María Alvarado asegurara en el programa radiofónico de Maxine Woodside que Itatí Cantoral había dado positivo por coronavirus, todos los ojos están puestos en Juan Soler.

Las redes ya han hecho sus apuestas y los usuarios han sacado sus propias conclusiones sin contar con lo que tiene que decir el protagonista de La mexicana y el güero. Más que enfadado o molesto, el argentino ha compartido con mucho sentido del humor unas publicaciones llenas de ironía hacía quienes afirman con tanta seguridad.

¿Está contagiado o no? Se preguntan muchos. En sus divertidas historias de Instagram el intérprete da a entender que no es así a pesar de que mucha gente asegure todo lo contrario.

"Juan leyendo las noticias de su falso positivo", dice uno de los escritos junto a una foto con cara de risa del actor. La otra broma, creada por uno de sus muchos fans, muestra dos imágenes, una de Ricardo Montaner y otra del protagonista de Cuando me enamoro bajo la frase de: "Una de estas personas no tiene COVID-19, ¿cuál será?".

Si bien no ha confirmado rotundamente si lo contrajo o no, a juzgar por sus bromas y comentarios, Juan estaría libre del virus y un poco harto de que se digan cosas falsas. Juguetón como siempre, ha preferido abordar el tema con sentido del humor y sin perder la paciencia.

Por su parte, su compañera de telenovela ha reaparecido en las redes no para hablar del tema ni de cómo se siente, sino para recordar a uno de sus personajes míticos en la pantalla chica.

"¡Siempre juntas!", escribió junto a este dibujo de Soraya Montenegro. ¿Cómo olvidar ese grito de '¡maldita lisiada!'? Igual en un momento complicado ha recurrido al humor para quitarle hierro al asunto y no echarle más leña al fuego. Deseando seguir viéndoles a ambos cada día en su nueva aventura televisiva donde vuelven a regalar a la audiencia dos grandiosos personajes.