Rotó por la emoción, el protagonista de Te doy la vida (Univision) confesó entre lágrimas los problemas de adicción que tuvo durante su juventud.

Por Moisés González
Junio 05, 2020
Anuncio

Es uno de los actores mexicanos más queridos por el público gracias su trabajo en exitosas telenovelas como Ringo y Te doy la vida, pero para llegar hasta este momento tan dulce en el que se encuentra, tanto a nivel profesional como personal, antes tuvo que tocar fondo.

Así lo confesó entre lágrimas el propio José Ron en una reciente entrevista con la periodista Lourdes Stephen, donde el actor mexicano habló por primera vez del difícil momento que vivió durante el inicio de su carrera fruto de la inmadurez de la juventud tras caer en la adicción.

"Ese cambio tan drástico de ser yo una persona de familia en mi casa a llegar acá, la actuación, de repente empiezas a trabajar, empiezas a ganar tu dinero, empiezas a salir a la calle, te reconocen… Yo estaba chavo entonces se te hace tan fácil tantas cosas", se sinceró.

José Ron
| Credit: Mezcalent

El también protagonista de Rubí apenas pudo articular palabra al rememorar el duro evento que lo llevó a tocar fondo y a entender que ese no era el camino correcto.

"Creo que mis papás no saben pero sí, fue muy duro. Y ese evento que pasó me hizo abrir los ojos. De repente no puedes creer qué tan fondo puedes tocar y dices ‘yo no quiero esto’", reveló roto por la emoción el galán de telenovelas. "Fue algo que tengo muy en mi corazón, que me abrió los ojos el pensar que cómo puedo hacer cosas amando yo a mi familia, ellos amándome a mí, dándome toda la confianza de estar yo en México. Entonces toqué fondo, pero cañón", reconoció entre lágrimas el actor de 38 años sin entrar en demasiados detalles.

Una dura experiencia que, en palabras del propio Ron, lo convirtió en la persona que es ahora.

"Es parte de mi pasado, parte de mí, pero es lo que me ha hecho ser lo que soy en este momento. Hoy en día, para mí, Dios es mi fortaleza, es mi centro, mi familia, pero creo que si no hubiera pasado todo lo que viví en lo personal, en lo laboral, no pensaría cómo pienso en este momento. No tendría como la madurez que tengo en este momento, entonces creo que todo pasa por algo. Todos tenemos nuestros tiempos para todo, para regarla, para crecer, para lo que sea, entonces yo lo viví pero me quedo con lo aprendido, con las lecciones", aseveró.