Para José Manuel Figueroa no ha sido fácil lidiar con la pérdida de su padre y dos de sus hermanos; sin embargo, quiere seguir adelante.

Por Carolina Amézquita Pino
Diciembre 14, 2020
Anuncio

Tras cinco años de la muerte de Joan Sebastian, José Manuel Figueroa asegura que muchas cosas han cambiado en su vida. La partida de su padre dejó pendientes muchos temas por tratar con él. Además, la pérdida de sus hermanos, Sebastián y Trigo, también se han sumado al vacío que siente en su vida actualmente.

Credit: Mike Coppola/Getty Images

“Me doy cuenta, en esta vida, que el amor no muere; mueren nuestros seres queridos, desgraciadamente, porque somos mortales, pero el amor no muere, nada más cambia de lugar”, mencionó Figueroa al programa estadounidense de televisión Tu Night (Estrella TV). “Me he quedado con ganas de decirle [a Joan Sebastian] lo enfadoso que fue que se muriera. Me he quedado con ganas de decirle 'Papá, tenías la boca retacada [llena] de razón. Me haces falta tú’. Pero ahora me siento más solo que nunca porque me hacen falta mis hermanos, Sebastián y Trigo”.

El cantante reconoce que su carácter le ha complicado mantener una relación sentimental estable. Por lo tanto, en este momento se siente “un poco confundido a nivel emocional”; sin embargo, no pierde la esperanza de encontrar a la mujer con la que pueda formar una familia.

“Me urge [tener una familia]; definitivamente, llegar a esa meta”, agregó. “Tengo que confesar que ser odiosamente franco, a veces, me ha ocasionado lastimar. Soy una persona muy difícil de entender, definitivamente, eso me queda claro. Y no es culpa de ellas [sus parejas], es mía”.

José Manuel Figueroa considera que la relación de pareja es importante para él y si tuviera que elegir “prefiero morirme al lado de una mujer”; así que continuará en la búsqueda del amor.