El cantante de 77 años se refirió a la difícil relación con sus hijas Liliana y Lilibeth y respondió a quienes critican su actuación como padre. ¡Entérate aquí!

Por Leonela Taveras
Septiembre 03, 2020
Anuncio

El cantante José Luís Rodríguez ,El Puma, habló de la conflictiva relación con sus hijas mayores, Liliana y Lilibeth, y aseguró que no les aguarda rencor porque siempre serán su familia.

El intérprete de 77 años participó en una entrevista virtual en el programa de televisión argentino Cortá por Lozano y expresó que si bien hace años no tiene una relación cercana con ellas, entiende que el pasado hay que dejarlo atrás.

Lilibeth Morillo/Instagram

“No puedo cargar toda la vida con el pasado, ya quedo atrás. No tengo resentimientos con ellas, las amo y las perdoné. (...) A veces uno no es afín, aunque sea familia. Los hijos son de Dios y tú los tienes que educar. Yo estoy tranquilo, no me gusta el escándalo y siempre hui de los chismes”, dijo en la entrevista.

El cantante sostuvo que sus hijas ya no son niñas, sino que tienen más de 50 años cada una y reiteró que cuando una relación termina, hay que pasar página.

“Mis hijas tienen 55 y 53 años y no son ningunas niñas. Cuando me separé de su madre, Liliana y Lilibeth tenían 18 y 20 años. Cuando una relación se termina no hay que mirar hacia atrás, no conviene hurgar en el pasado. Lo que me gustaría es que dijeran la verdad, pero yo las perdoné porque son mis hijas y las amo tal y como son”, dijo.

El intérprete de “Agárrense de las manos” también se refirió a sus polémicas declaraciones a la periodista Luz María Doria, en las que aseguró que si una de ellas muere y no se reconcilia, “no pasa nada. Nos vemos en el cielo”.

A quienes le critican por esa palabra, dijo que la única opinión que le importa es la de Dios.

“Todas las religiones creen en la vida después de la muerte. Cuando muera quiero ver a Cristo en el cielo y para mí es normal decir que, si no te veo aquí, te veo en el cielo", se justificó. "Es mi fe, es esperanza. No fue para burlarme de ellas ni de nadie”.