José Joel rompe el silencio sobre el supuesto joven colombiano que asegura es hijo de José José. El primogénito del cantante explica cuál es la situación al respecto.

Por Carolina Amézquita Pino
Febrero 06, 2020
Anuncio

Cuando José José aún vivía, anunció que la prueba de ADN que se practicó para comprobar si era padre de Brayan Alvares había salido negativa y lo dio a conocer públicamente; incluso, le pidió al colombiano demandar al laboratorio si no estaba de acuerdo con el resultado. Sin embargo, Manuel José, como se le conoce artísticamente, insiste en ostentarse como hijo del cantante; por ello, José Joel, primogénito de el Príncipe de la Canción, está dispuesto a realizar un nuevo examen de ADN para cerrar esta situación.

“Por supuesto que sí [está dispuesto a una nueva prueba de ADN”, aseguró José Joel al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Si [Bryan Alvares] se hace la prueba de ADN va a salir negativo”.

Ante la insistencia de Manuel José, quien ahora se encuentra en México, fue demandado por la familia bajo el cargo de usurpación de identidad y deberá presentarse ante las autoridades porque ya fue notificado.

“Hace un año comencé esta denuncia penal por usurpación en contra de este muchacho, que si bien, al día de hoy no le queda claro que nada tiene que ver con nosotros, pues él dice que sí”, explicó. “Mi papá [José José] lo trató excelente, aún cuando el ADN salió negativo, le dijo: ‘gracias muchacho, sigue tu camino’. Él ha insistido, ahora más que nunca con el fallecimiento de mi padre, en hacerle creer a la gente que tiene algo que ver con nosotros, lo cual es completamente falso”.

Por su parte, Brayan Álvarez, además de esta situación legal, atraviesa por una denuncia de paternidad de un niño que procreó con una Adriana Arbelaez; sin embargo, hasta ahora no ha conocido al pequeño ni se ha hecho cargo de su manutención.

“Sí claro [sabía del nacimiento del infante]. Porque tenía información de la señora [Adriana Arbelaez]”, dijo Alvares al mismo medio. “Pero cuando empiezan con unas exigencias, casi extorsionadoras, es donde tomo distancia”.