El exintegrante del famoso grupo puertorriqueño habló de su etapa en la banda juvenil. "Yo vi cosas raras", dijo en una entrevista a Lourdes Stephen.

Por Teresa Aranguez
Enero 11, 2020
Anuncio

Su sonrisa nos alegró las mañanas durante mucho tiempo en el programa Despierta América haciendo entrevistas, bromas y poniéndonos al día de todo. Ahora, una compañera y amiga del medio, Lourdes Stephen ha sido la encargada de charlar con él sobre su vida, sus experiencias y un montón de cosas más en su canal de Youtube.

Hablamos de él, de Johnny Lozada, el showman que ganó el primer puesto en ¡Mira Quién Baila! gracias a su salero y buen ritmo. Aunque todo sea dicho, se llevó más de un susto con tanto movimiento. “El dolor que yo tenía y el dolor con el que hice ese baile no es normal”, dice refiriéndose a una de sus actuaciones. “Yo dos veces en el baile estuve a punto de desmayarme”, recordó todavía con carita de ¡Dios mío!

Situaciones buenas y no tan buenas de su trayectoria donde también cabe mencionar su paso por Menudo, ese grupo que revolucionó el mundo de la música y las quinceañeras. Son tantas las cosas que se han dicho, buenas y no tanto, que Lourdes quiso saber si a él le tocó ver o vivir algo turbio de lo que se habló, como abusos o adicciones.

Amable y directo, como siempre, no tuvo reparo en hablar de lo que presenció. “Existían cosas alrededor de nosotros, eso no se puede negar ni se puede tapar el cielo con la mano”, explica con cara seria. Pero también dejó bien claro que él no lo vivió de primera mano. “Yo no te puedo decir que a mí me hicieron acercamientos, sería muy vicioso de mi parte porque no es cierto”, prosiguió el artista de 52 muy bien llevados años.

“¿De que yo vi cosas raras? Sí vi cosas raras”, afirma. “Era otra época, estamos hablando de otra etapa donde no todo era permitido, había muchos tabúes, no se podía hablar de ciertas cosas porque había problemas”.

Reconoce que cuando se tienen esos años, 10, 11 ó 12, uno no se para a analizar ciertas cosas, ve pero no llega a entender. “Tú no estás tan pendiente de las cosas, especialmente si no te afectan”. A pesar de todo, Johnny hizo hincapié en que, al menos en su etapa, hubo cosas maravillosas y que se sintió muy cuidado. De lo que llegó después él sabe lo que el público, poco más.

“Yo nunca me sentí agredido, a lo mejor otras personas sí, ojo, yo no puedo hablar de otras personas, yo hablo de mis vivencias”, dice de aquellos tiempos. Hoy todo es diferente, se habla más de todo, más alto y claro, sin miedo al qué dirán, algo que Johnny aplaude y apoya, sin lugar a dudas. Gracias por siempre hablar con el corazón.