Anuncio

Johnny Lozada regresa a la quinta temporada de ¡Mira quién baila! (Univision) después de resultar ganador de la última edición en el 2013. Pero esta vez, su participación no será dentro de la pista, sino como parte del jurado de la competencia.

Y es que fue tan duro que el boricua no lo repetiría. “Terminé con las rodillas hinchadas, con la vértebra entre la cinco y la seis descompresada y con un músculo agarrado en el hombro, terminé ¡perfecto!”, dijo entre risas a MezcalTV. “Ahora soy juez”.

¿Tienes alguna recomendación o truco para los concursantes? “Llegar a tu casa y meterte en la bañera por lo menos una hora para que se te quiten los dolores”.

Cuando me enteré de que Anita iba a ser concursante, le dije: “Yo necesito que para empezar ¡tú pidas un día libre, comadre!, porque es que no tienes idea lo que se te viene encima ahora”. “La gente no entiende lo demandante que puede llegar a ser Despierta América. Es un programa que tú estás por la mañana entreteniendo y animando al público, por lo tanto el nivel de energía es muy alto y cuando ya son las 12:00 p. m. ya tú estás drenado”.

“En ese momento te tienes que ir a ensayar, ir a ensayar coreografías fuertes, las cuales van a necesitar mucho esfuerzo tuyo. Por lo tanto, cuando termines a las 8 o las 9 de la noche, que llegues a tu casa a las 10, destruido, no has comido bien, el cuerpo te duele, acuérdate de que te vas a tener que acostar para levantarte otra vez a las cuatro de la mañana.

Johnny explicó que no es fácil conducir el show matutino y practicar las coreografías de ¡Mira quién baila! “Todas las semanas haciendo lo mismo es lo que te destruye el cuerpo, por eso le dije a Anita: ‘Aliméntate bien y pide un día libre' ”.