Los exmánagers de Johnny Depp lo acusan de estar en la quiebra por gastarse hasta $2 millones al mes.

Por Mayra Mangal
Updated febrero 01, 2017
Anuncio

El año pasado fue bastante complicado para el actor Johnny Depp, quien pasó por un amargo divorcio y afrontó acusaciones de abuso doméstico de parte de su ex, la actriz Amber Heard.

Al parecer, el 2017 también se le presenta movido. La separación le costó $7 millones y a principios de mes demandó por fraude a la compañía que manejaba su carrera, a la que pide una compensación de $25 millones.

Ahora los demandados, sus exmanagers de The Management Group (TMG) contraatacaron con su propia querella. En esos documentos obtenidos por People asegura que el protagonista de Alice in Wonderland y Pirates of the Caribbean lleva un “ultraextravagante estilo de vida que frecuente y conscientemente le costaba a Depp más de $2 millones al mes para mantenerlo, algo que simplemente no se puede permitir”.

TGM exigen al acrtor que pague $560,000 en supuestas comisiones no pagadas y deudas de tarjetas de crédito.

“Depp es responsable de su propio despilfarro financiero”, afirma la demanda, en la que también se señala que le recomendaron que firmara un acuerdo prenupcial antes de casarse con Heard, pero no les hizo caso.

Para rematar, TMG asegura que mantiene un pleito con el actor porque le habían hecho un préstamo por $5 millones en 2012 y hasta la fecha Depp todavía les debe $4.2 millones.

Por su parte, los abogados de Depp atribuyen sus problemas financieros a un supuesto mal manejo de TMG y han pedido protección para evitar el embargo del hogar del actor. ¡Auch!