January 23, 2018 08:47 AM

No todo es oro lo que reluce en las grabaciones de una telenovela. Por exigencias del personaje, a veces los actores se ven ‘obligados’ a hacer o a llevar cosas que no les sientan del todo bien y que, irremediablemente, les terminan causando algún daño en su cuerpo. Este es el caso de la actriz Johanna Fadul, quien interpreta a la malvada Daniela Beltrán en la exitosa producción de Telemundo Sin senos sí hay paraíso. En su vida diaria la intérprete colombiana nunca lleva puestos aretes que no sean de oro y de plata ya que es alérgica a cualquier otro tipo de material; sin embargo, como parte del proceso de caracterización de su personaje, Fadul tuvo que usar unos muy pesados durante las largas jornadas de trabajo de la telenovela, lo que terminó dañando su oreja hasta el punto de crearle un enorme hueco. La actriz acudió el pasado lunes a un cirujano plástico para arreglar este pequeño inconveniente.

“Yo soy alérgica a todo lo que no es ni oro ni plata. En Sin senos sí hay paraíso mi personaje, Daniela, es una vieja emperifollada de punta a punta y los aretes que le ponen son demasiado pesados y obviamente no es ni oro ni plata. [Entonces] me hice una expansión gratis en esta oreja. Horrible, no me gusta cómo se ve. Y en estos momentos estoy esperando a Andrés Mejía, a mi amigo y cirujano porque me va a coser la oreja. Pero se los juro estoy ‘cagada’ pero así mal del susto”, narró Fadul por medio de su perfil de Instagram justo antes de ponerse en manos del cirujano para devolver su oreja a su estado natural.

Tras salir de la intervención quirúrgica, la actriz de Sin senos sí hay paraíso acudió nuevamente a las redes sociales para informar a sus seguidores de lo bien que salió todo.

“Me fue superbien. Es más el susto. Que duele [el pinchazo] de la anestesia pero pues obviamente se duerme la oreja de tal manera que uno no siente nada”, explicó.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Fadul aprovechó el espacio para responder a todos aquellos que la han criticado fuertemente por supuestamente tener todo su cuerpo operado.

“Yo ya hace un par de años me hice los senos con él y me fue superbien, de hecho ya me hice cambio de implantes. Me fue demasiado bien. Y eso no significa que esté operada de punta a punta y si estuviera operada de punta a punta, ¿qué les importa? Las cirugías están hechas precisamente para subir el autoestima, para verse más lindo”, se defendió Johanna.

“Hay viejas más que nada que dicen ‘ay claro cómo le va a doler esto tan chiquito si usted está hecha de punta a punta. Crean, opinen, piensen lo que quieran igual uno por medio de las redes sociales está expuesto precisamente a todo esto. Quiero decirles que no me importa, no me afecta. Yo soy feliz mostrándome tal y como soy. Lo que hago y lo que dejo de hacer. Más bien pobrecitas esas personas que hacen unas cosas por debajo de puerta para que nadie se dé cuenta”, concluyó Fadul.

You May Like

EDIT POST