Sin duda, Bennifer pasará mucho tiempo en esta fastuosa mansión de Bel Air que te dejará sin respiración por su belleza.
Anuncio

Jennifer López ya está en la ciudad de Los Ángeles, de vuelta en los brazos de Ben Affleck, ciudad donde comenzó su carrera en Hollywood y a donde se acaba de mudar de regreso con sus hijos esta misma semana.

Mientras que Arod continúa adelante, apoyándose en sus hijas y refugiándose en sus negocios, Ben Affleck reconquistó el corazón de la diva del Bronx escribiéndole cartas de amor tras haber roto ella su compromiso con Alex Rodríguez, mientras que la actriz y cantante grababa su última película en la República Dominicana.

El hogar en el que sin duda el actor norteamericano y la artista latina pasarán interminables horas, será la romántica y lujosa propiedad que la intérprete de Let's get loud posee en la exclusiva área de Bel Air, la que compró el pasado 2016 por 28 millones de dólares.

Diseñada por el arquitecto Samuel Marx, la casa de estilo francés cuenta con siete habitaciones y  13 baños. También tiene una sala de cine, un minigolf, una alberca, un largo artificial que simula una playa privada y un simpático bar en el exterior. Muy luminosa, llena de ventanales y chimeneas, destaca el fabulo diseño del jardín, tan verde y frondoso que parece un jardín tropical, cascadas incluidas.

Bennifer continúa adelante contra viento y marea, inseparables desde que retomaron su historia de amor. Affleck fue incluso visto con su "suegra" Lupe Rodríguez grabando un video en Las Vegas esta semana.  Al parecer, la mamá de Jlo hizo un cameo en el nuevo proyecto del actor.