Su mágico momento sucedió nada menos que en la ciudad de Nueva York, donde los tortolitos sobre volaron la Gran Manzana para ver el espectáculo de juegos pirotécnicos desde un helicóptero a 3,000 pies de altura. 

By Carolina Trejos
July 05, 2019 03:00 PM

El amor ha tocado la puerta de Jessica Cediel y esta vez para siempre.

La presentadora colombiana compartió su alegría en Instagram tras comprometerse con su novio, cuya identidad hasta la fecha continúa siendo un misterio.

"Efesios 5: 21/33 💍❤️Una relación de tres: DIOS, TÚ Y YO. Gracias mi amor por un día tan espectacularmente espectacular! Me llevaré este momento tan mágico para siempre".

Su mágico momento sucedió nada menos que en la ciudad de Nueva York, donde los tortolitos sobre volaron la Gran Manzana para ver el espectáculo de juegos pirotécnicos desde un helicóptero a 3,000 pies de altura.

Sin saber lo que sucedería, la presentadora compartió el momento en el que ambos subiera a la aventura de su vida. Las felicitaciones y buenos comentarios para Jessica no se hicieron esperar y hata recibió uno de su expareja, el cantante colombiano Pipe Bueno.

Hasta le fecha, la reportera había mantenido el nombre y el rostro de su novio en secreto y en ocasiones anteriores se decía que se trataba del boxeador Jessie Vargas, sin embargo, a juzgar por la reciente imagen, se trade de otra persona.

Lo que sí se sabe es que el amor de Jessica, que lleva junto a ella poco más de un año, comparte los mismos valores religiosos que ella. La caleña compartió que ambos practicaban el celibato.

A continuación el texto que establece el verso de la Biblia que compartió Cediel en su publicación:

21 Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo. 22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. 23 Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y Salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. 24 Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo.

John Parra/Getty Images for Dalcroma

25 Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella 26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, 27 para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. 28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, 29 pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo. 31 «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo». 32 Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. 33 En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.

Advertisement