February 02, 2017 02:14 PM

Jennifer López se ha abierto en el mundo del entretenimiento haciendo de todo, desde bailarina a actriz o diseñadora, al tiempo que como figura pública ha hecho caso omiso de las habladurías sobre su vida personal.

Si bien no siempre fue fácil ignorar lo que se decía de ella, las experiencias —incluidas las críticas hacia su figura— que ha vivido todos estos años la han hecho una mujer más segura, admitió en entrevista con W Magazine.

“Los hombres en sus veinte son muy confiados y arrogantes, y las mujeres son muy inseguras. Y luego se vuelve [al revés]: los hombres son superinseguros y las mujeres se sienten cómodas en su propia piel, de una manera que las hace más hermosas”, expresó la intérprete de “I Ain’t Your Momma”.

“Nunca aprecié mi cuerpo ni mi aspecto cuando tenía 20 años. Ahora digo: “¡Mírame! ¡Mírate!” No de una manera presuntuosa o arrogante, solo me aprecio de una manera que no hacía cuando tenía esa edad. Y no se trata de ser perfecta. Me gustan las cicatrices que tengo”, dijo.

RELACIONADO: Los personajes de Jennifer López en el cine

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Como símbolo del precio que paga por alcanzar sus sueños, López señaló a las cicatrices en las rodillas que le han dejado sus presentaciones.

“Mis rodillas están tan magulladas todo el tiempo por mis presentaciones. Creo que voy a tener mucho tejido cicatrizado. Pero al mismo tiempo me diré: ‘Es de todos los espectáculos que hice – cuando me solía deslizar sobre el escenario y todo el mundo gritaba ‘Aaaah!'”, apuntó.

Para la mamá de los mellizos Max y Emme, frutos de su relación con Marc Anthony, vivir y arriesgarse a estar “fuera de una zona de confort es la única manera de vivir feliz”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST