El brillo del platino, las piedras preciosas y la alta costura engalanaron la 26 ceremonia de entrega de los premios celebrados en Los Ángeles, California

Por Leonela Taveras
Enero 20, 2020
Anuncio

Glamurosa, con estilo y lujosa, así lució Jennifer López en la ceremonia de premiación del Sindicato de Actores (SAG, por sus siglas en inglés) con un elegante vestido negro del diseñador Georges Hobeika. Pero lo más espectacular del estilismo fueron las joyas con las que completó el look, que combinadas sumaban un valor total de $9 millones.

La cantante y actriz llegó a la alfombra roja de la mano de su prometido Alex Rodríguez y luciendo diamantes de la firma Harry Winston. Entre ellos un impresionante collar de platino en estilo cascada con diamantes de 73.55 quilates a juego con unos pendientes, también en platino, y con diamantes de 13.77 quilates.

Otra de las piezas que exhibió JLo fue un par de pulseras en sus muñecas, una de 59,27 quilates y la otra con un total de 35,42 quilates. Para rematar el festival de diamantes, la artista lució un anillo de 15,99 quilates combinado con otro un poco más discreto, de 1,26 quilates.

jennifer-lc3b3pez-en-sag.jpg

La actriz estaba nominada al premio a mejor actriz de reparto por su actuación como “Ramona” en la película Hustlers, pero perdió ante Laura Dern que se hizo con la estatuilla por su interpretación en Marriage Story.

Charlize Theron fue otra de las actrices que no se cortó a la hora de cubrirse en joyas, en su caso valoradas en $4 millones y de la marca también Tiffany & Co.

gettyimages-1200650397.jpg

Sus gemas de diamantes incluían, entre otras, aretes de más de 11 quilates, pulsera de 19 quilates, un anillo de más de 6 quilates con un precio de 900,000 dólares y una pulsera de racimo mixto con diamantes con un valor de $150,000.

También llevaba un anillo de compromiso con un precio de $52,900 y otra pulsera engastada en platino de $15,500, pero lo que se llevó el protagonismo fue la línea de diamantes que lució en la raya del pelo cubriendo la raíz más oscura que asomaba bajo el brillo de las joyas.

“No tenía tiempo de cubrirme las raíces”, bromeó en Twitter la actriz sudafricana.