La cantante estrenó una nueva versión de su clip "Marry me" en el que incluyó unas amorosas escenas en la alcoba con su novio. ¡El video ya es uno de los más vistos!
Anuncio

Hace casi dos décadas, Ben Affleck y Jennifer Lopez protagonizaron, además de dos películas juntos, Gigli y Jersey girl, el famoso video de "Jenny from the block".

La sobrexposición de la pareja produjo el desgaste de su relación y una posterior ruptura. De esa etapa aprendieron mucho, por ejemplo, a evitar publicitar demasiado su amor.

Sin embargo, la parejita ha hecho una excepción a la regla y han aparecido juntos, felices y en la cama en el nuevo video de la cantante "Marry me".

Su estreno en Youtube ya se ha disparado no solo por la versatilidad y originalidad del mismo, sino también por el invitado especial.

Jennifer López y Ben Affleck Los Angeles Special Screening Of "Marry Me"
Jennifer López y Ben Affleck
| Credit: Photo by Steve Granitz/FilmMagic

La artista hizo una versión diferente de la canción, interpretada con Maluma, que pone banda sonora a la película del mismo título que protagonizó también el colombiano.

Las imágenes de la pareja ya han dado la vuelta al mundo y se han hecho virales por el alto nivel de amor y ternura que desprenden.

El clip de tres minutos y medio es un repaso a momentos especiales de la actriz en esta cinta, pero también en situaciones de su día a día. Muestra a una Jennifer muy cercana, alegre y feliz, estado en el que está, además de por su éxito profesional, por su dicha con Ben.

Las pruebas de amor públicas entre ambos son menos frecuentes pero igualmente intensas. Hace unas semanas, por el día de los enamorados, fue el también director quien dedicó a su pareja un video de lo más amoroso editado por él mismo con fotos e imágenes de ambos. Y todo aderezado con la canción "On my way", la balada de amor de JLo, parte de su última cinta.

Tal y como describe esta balada de Jennifer, parece que ambos estaban en su camino para encontrarse, pero antes era necesario transitar por todo lo que pasaron. Definitivamente una historia de película en la vida real.