December 07, 2018 07:41 PM

Este domingo se cumplirán seis años del trágico accidente aéreo donde la cantante mexicoamericana Jenni Rivera perdió la vida, dejando atrás a sus cinco hijos. A pesar de las adversidades y de tener que enfrentar el escrutinio del ojo público, Chiquis, Jacqi, Mike, Jenicka y Johnny, han hecho su mayor esfuerzo por enaltecer el legado de su madre, intentando continuar con una vida normal, tal y como ella lo hubiese querido, han dicho.

Los hermanos han logrado construir un frente unido, que hasta el momento nada lo ha podido derrumbar, ni siquiera los desacuerdos familiares que se han suscitado. Y tal como lo hizo siempre, cuando trabajaba mano a mano con su madre, Chiquis lleva la batuta.

La hermana mayor del quinteto, ha podido recuperar la quebrantada relación con sus hermanos y familiares, que se derivó debido a la inexistente relación con la cantante al momento de su partida. Además, Chiquis, finalmente pudo convertir su sueño de ser cantante en realidad y seguirle los pasos a su famosa mamá. También goza de un rotundo éxito como conductora y empresaria, y pronto contraerá nupcias con el cantante Lorenzo Méndez, a quien dicen, su madre apreciaba como colega y amigo.

Jacqie, por su parte, ha pasado por un proceso de transformación, no sólo emocional, sino también físico. La joven madre de tres hijos, ha expresado que el camino sin la presencia de su madre no ha sido fácil, pero nada la ha vencido. Ha tenido que vivir el divorcio del padre de sus dos hijos menores, y tal como lo hiciera la llamada diva de la banda con una de sus ex parejas — según reveló Chiquis durante una presentación — también le debe pasar manutención a su ex.

A nivel físico, se sometió a un arduo régimen alimenticio y de ejercicios que le ha cambiado la figura completamente. Pero quizá lo más sorprendente es, que finalmente decidió obedecer a su mamá y lanzarse como cantante.

Por su parte, Mike, sigue siendo el dedicado padre para la segunda nieta de la diva, a quien ésta solamente disfrutó alrededor de tres meses. Además, es un destacado muralista en Los Angeles.

La que dejó su capullo es Jenicka, ahora convertida en toda una joven mujer forjándose su propio nombre como vlogger de moda y belleza, sin temor a las cámaras.

Definitivamente Johnny ha dejado de ser el niño que conmovió corazones durante los servicios fúnebres de su mamá. Cobijado por Chiquis, se ha convertido en todo un adolescente enfocado en lo que quiere y ha demostrado su carácter firme y honesto al declarar su homosexualidad el año pasado.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Sin duda, la vida de los Rivera no ha sido color rosa, pero seguramente Jenni guía sus pasos desde el cielo. Y si hay algo que decirle a la diva de la banda, es que sus hijos son su verdadero reflejo.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST