Jason Alexander traspasó la zona privada donde se celebraría la boda de la artista y tuvo que ser detenido por la policía a poco de que comenzara la ceremonia. Las imágenes fueron retransmitidas por él en su perfil de Instagram.
Anuncio

Se suponía que debía ser el día más feliz de su vida y casi, casi lo fue. Todo iba a pedir de boca hasta que el exmarido de Britney Spears, Jason Alexander, intentó adentrarse en el lugar de la ceremonia para estropearle el día a la que fue su mujer.

Con cámara en mano y grabando su entrada al lugar, el ex de la artista mostró lo lejos que llegó y cómo logró saltarse los controles de seguridad fácilmente. La grabación llega hasta cuando finalmente es derribado.

El Departamento Policial de Ventura arrestó a Jason justo cuando se encontraba merodeando por el lugar del evento. Un asunto que tal y como PEOPLE ha podido averiguar ha preocupado, y mucho, a Britney por la gravedad que esto implica.

Jason Alexander
Jason Alexander
| Credit: (Photo by Enos Solomon/FilmMagic)
Britney Spears, Jason Alexander,Divorcio Express
Credit: Getty Images

"Está muy disgustada por lo que ha pasado", expresó dicha fuente a la revista hermana. En las imágenes ya públicas de este escandaloso momento, Alexander gritaba el nombre de la intérprete y aseguraba a los guardias de seguridad que él era un invitado de la boda.

"Mi nombre es Jason Alexander, Britney me ha invitado... Ella es mi primera esposa, mi única esposa. Yo soy su primer marido. Estoy aquí para sabotear la boda", dijo a los allí presentes. El asunto ha sido tan escandaloso que, de alguna manera, ha opacado parte de este día tan importante.

El papel de los fans en la intercepción de Jason ha sido clave. Así lo ha compartido Vicky T, asistente de la artista, en sus redes sociales. "Gracias a los maravillosos e increíbles fans por alertarme al respecto, bendiciones, todo el mundo está salvo", escribió en sus historias de IG.

Britney y Alexander eran amigos de la infancia. Tras un encuentro puntual en enero del 2004, se casaron en la Pequeña Capilla Blanca de Las Vegas. Fueron marido y mujer durante apenas 55 horas tras solicitar de inmediato el divorcio exprés.