La orgullosa madre presentó a su pequeño ante Dios con una madrina de lujo: su sobrina Luna, hija de Mickey Rivera.

Por Isis Sauceda/ Los Ángeles
Julio 29, 2020
Anuncio

El pasado domingo Jacqie Rivera celebró a lo grande la presentación ante Dios de su bebé Julián Joy. Ante a un puñado de familiares y amigos, la orgullosa madre prometió criar y guiar a su retoño bajo los designios de la iglesia cristiana.

Con unos padrinos de lujo que incluyeron a su sobrina Luna, hija de su hermano Mickey, su hermana Rosie Rivera dirigió la emotiva ceremonia que calificó como un nuevo comienzo para la familia.

“¡El domingo fue un día tan glorioso! JJ fue una sorpresa para mí, pero Dios supo todo el tiempo lo que necesitaba y lo que él sería”, escribió Jacqie junto a un vídeo del evento en su cuenta de Instagram. “Admito que no tengo todas las respuestas como mamá, pero enseñarle a mis hijos a amar, a confiar y a caminar con Jesús es una de las cosas que no les negaré”.

A pesar de reportes de un nuevo distanciamiento con el padre de su pequeño, Mike Campos, él estuvo presente durante la ceremonia apoyando a Jacqie.

Julián es el cuarto hijo de la hija de la fallecida cantante Jenni Rivera, quien sorprendió a sus familiares y fanáticos al anunciar que estaba en la dulce espera tras reconciliarse con su esposo en medio de un proceso de divorcio. Meses después de la aparente reconciliación y antes del nacimiento del pequeño, surgieron rumores de una nueva ruptura en la pareja.

Ninguno ha negado ni confirmado las especulaciones, enfocándose simplemente en la crianza de sus hijos. El pequeño Julián llegó al mundo en abril; su parto natural se realizó en su casa en California en medio de la pandemia del coronavirus.