La actriz mexicana se deja ver por primera vez tras la cirugía y confiesa los estragos que ha dejado en ella. "Ya no me quiero operar".

By Teresa Aranguez
November 13, 2019 07:49 AM

Ya está de vuelta al trabajo en su programa Netas Divinas y luce espectacular. Jacky Bracamontes se dejó ver tras su compleja cirugía plástica y compartió algo que nadie se esperaba. Su paso por quirófano le ha supuesto un fuerte trauma y asegura que no piensa volver a recurrir al bisturí.

Todavía en plena recuperación, afirmó que el resultado no se verá hasta dentro de seis meses. Tenía ganas de volver a retomar su vida laboral y esto fue lo que contó a las cámaras que le esperaban en la puerta.

“Después de cuatro embarazos, dos de ellos dobles, todo esto era un desastre. El doctor me hizo una reconstrucción total de los senos, cero aumento, sólo reconstrucción. Tenía una hernia en el ombligo y me la quitó, me cosió los músculos del abdomen”, explicó. Pero ha sido demasiado pesado, doloroso y muy complicado, hasta tal punto que no podía moverse, ni dormir e incluso bañarse.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Si alguien me hubiera explicado lo que era tal vez no lo hubiera hecho. Fueron siete horas”, dijo con cara todavía de dolor. “La verdad que ya no me quiero operar por gusto nunca más”, dijo tajante justo dos semanas después de su intervención. Además confesó haber tenido mucho miedo en la sala de operaciones antes de que comenzara todo pues pensaba en sus hijas.

A quienes consideran la idea de hacerse alguna cirugía les aconseja que antes de hacerlo estén muy seguros de lo quieren de verdad. “No es fácil, para mí la recuperación fue muy dura, el tener los drenes saliendo de mi cuerpo, no poderme mover, no poderme bañar en una semana, es complicado”, afirmó.

Ahora que todo pasó está contenta pero eso sí, si regresa al quirófano será sólo por motivos de salud.

Advertisement