La actriz y presentadora todo terreno sacó la cara por su marido Martin Fuentes a quien atacaron por poner a sus chiquitinas a hacer deportes de riesgo.

Anuncio

Como suele ocurrir con todo hijo de vecino, Jacky Bracamontes es muy buena onda pero si le tocan lo que es suyo, hasta ahí llegó la sonrisita. En medio de una entrevista en un vivo de Instagram con la revista Mujer In Time, la actriz fue cuestionada sobre la manía de su marido de poner a sus hijas a practicar deportes que implican peligro.

Sí, es cierto, como buen piloto, Martin Fuentes lleva la adrenalina en la venas, pero de ahí a arriesgarse a que a sus princesas le pase algo hay una diferencia muy grande y así lo quiso destacar la también presentadora.

"Su vida son sus hijas, ¿tú crees que pondría en riesgo la vida de sus hijas? Si les pone a hacer algo es porque sabe que él está ahí y que cualquier cosa responde, no la va a poner algo que arriesgue su vida, nunca, sus hijas son su todo", dijo en tono serio (minuto 25.30).

Reconoce que su esposo hace alguna que otra locura pero hasta ahí, no va a consentir que se cuestione nada más porque sería no solo mentira, sino también injusto. "Lo que pasa es que quiere hacer a sus hijas sin miedo y aventadas, valientes y fuertes y yo estoy totalmente de acuerdo con eso", sigue con seguridad. "Yo nunca haría eso porque yo no me siento capaz de responder ante una emergencia pero él si lo está haciendo es porque puede".

Dejando la seriedad a un lado y sacando el lado más cómico, admitió que lo de su marido es un caso aparte. "De que está loco, está loco, ¡eso es así!", bromeó después de aclarar las cosas.

Jacky está disfrutando como nunca de su familia ahora que tiene que estar con ellos en casa y prefiere no pensar en cuando tenga que volver a hacer la maleta para marcharse a trabajar. Ella vive el ahora y lo demás, ya llegará.

Tanto la artista como su esposo nos están deleitando de sus travesuras familiares en redes con videos de lo más entretenidos haciendo jetsky en el río de Miami y otros deportes acuáticos. Una vacaciones forzadas en casa que les están sentando de maravilla.