La reggaetonera Ivy Queen habla de su hija Naiovy y su esposo Xavier Sánchez y la paz que asegura que viven en su hogar.

Por Lena Hansen
Mayo 11, 2017
Anuncio

En vísperas del Día de la Madre, Ivy Queen se está gozando su rol de mamá de Naoivy, de 3 años. “Naiovy es muy particular. No se queda quieta, habla inglés, español y un lenguaje particular de ella que para entenderlo tengo que esperar que ella haga una seña”, bromea la artista. “Se sabe el abecedario, lo mismo baila que canta. Se sabe el libreto de las caricaturas que ve. Me siento a mirarla y a disfrutarla. La mente es una esponja a esa edad”.

La reggaetonera ha regresado a los escenarios con un nuevo tema junto a Don Omar, “Amame o mátame“, y asegura que en su vida familiar reina la armonía. “Seguimos calmados en la casa. Cuando salimos a las bullas es por trabajo”, dice de su vida con su esposo, el coreógrafo y bailarín puertorriqueño Xavier Sánchez. “En mi casa siempre hay una paz que se puede respirar. A Xavier le encanta la lectura y la tranquilidad”.

Cuidar a su hija es la prioridad de ambos. “Nos envolvemos con la niña, trabajamos en equipo. Cuando yo estoy cansada, él me releva y viceversa. Es difícil creer que estamos 24 horas y siete días a la semana juntos, pero lo hemos logrado”, dice de su pareja, quien es su mano derecha también en lo laboral.

“Ya vamos para ocho años”, añade de su relación con el padre de su hija. “Las mujeres somos muy sentimentales, muy del corazón y siempre estamos pensando en nuestros hijos cuando nos tenemos que montar en un avión. Xavier es mi balance porque yo siempre estoy pensando en la niña y él es el que me calma. Me dice: ‘No te preocupes. Nosotros vamos a regresar'. Yo soy piscis y somos muy emocionales. Siempre que me toca separarme de la niña me toca mucho”.