La actriz mexicana compartió la reacción de Susana al verla y la conversación privada que mantuvieron ambas mujeres después de la traición que vivió.

By Teresa Aranguez
January 17, 2020

Rondaba el año 2003 cuando Eduardo Santamarina y Susana González coincidieron en el rodaje de la telenovela Velo de novia. El actor estaba casado con Itatí Cantoral y todo parecía ir bien en su familia. Sin embargo, los rumores en Televisa del tórrido romance que estaban viviendo los protagonistas de la serie dejaron de serlo y la pareja en la ficción terminó enamorándose en la realidad.

El escándalo ocupó horas en los programas de televisión e Itatí quedó destrozada con esta traición. Casi dos décadas más tarde y con todo superado, la protagonista de José, José y Silvia Pinal, frente a ti ha contado por primera vez cómo fue el encuentro con Susana en un gimnasio años después del engaño.

“Ellos acababan de terminar y se fue corriendo, con la fama que tengo, dijo igual y me cachetea”, empieza su relato a Gustavo Adolfo Infante en su espacio El minuto que cambió mi destino. “Después la alcancé y le dije ‘hola’ y se puso al lado mío en una corredora”, prosigue.

Uno hubiera esperado cualquier cosa después de la traición y todo el dolor que vivió Itatí. Pero no fue así, no hubo gritos, ni reproches sino confesiones sinceras de lo que ambas sintieron.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Ella me empieza a contar su versión de las cosas y la empiezo a notar super triste y empieza a llorar, es justamente cuando tiene su bebé. En ese momento nos hicimos amigas”, confiesa para sorpresa de todos.

Ambas mujeres dejaron atrás las rencillas y empatizaron, sin reproches. Itatí asegura que no fue por culpa de nadie y menos de las mujeres, como se suele decir en estos casos. “Me di cuenta que se equivocó y le costó mucho trabajo reponerse”, explica sin rencor. Una actitud pacificadora que puso punto final a esta polémica.

Advertisement