La actriz da la cara y abre su corazón para contar toda la verdad tras esta decepción personal. Su testimonio está lleno de emoción.

Por Teresa Aranguez
Marzo 04, 2020
Anuncio

Cuando a uno le pasan cosas malas tiene dos caminos, hundirse o levantarse. Irina Baeva ha optado por el segundo. En realidad no es que le hayan pasado cosas terribles pero sí es cierto que no han sido unos días buenos para la actriz, especialmente tras la cancelación de una de sus conferencias, Arriba Eva.

Después de pasar una semana de vacaciones con su inseparable Gabriel Soto, la intérprete rusa ha compartido unos videos de lo más emotivos con sus seguidores de Instagram para contar cómo está y qué prepara.

Para empezar, luce preciosa. En lo personal, ya muchísimo mejor y así se lo ha hecho saber a quienes le han mandado miles de mensajes de apoyo y cariño. “Muy feliz, emocionada con tanto apoyo, con tantas oportunidades, con tantas puertas que se abren”, dijo con una voz llena de fuerza en las historias de dicha red.

A todos aquellos que le cerraron puertas, quiso recordar que este jueves 5 de marzo en Miami trae su conferencia Arriba Eva, esa misma que hace días le cancelaron por la lluvia de críticas de algunas personas que no estaban muy de acuerdo con su participación. Nadie le puede parar ni callar.

También a través de sus redes quiso romper con los prejuicios con los que tiene que luchar cada día y que siguen haciendo tanto daño al género femenino. “Resulta que si eres rubia y de ojos azules, no puedes ser una mujer empoderada porque no te ha tocado sufrir”, escribió en respuesta a estas declaraciones de Jomari Goyso.

Irina no olvida lo que ha sufrido pero tampoco el cariño recibido. Por eso ha agradecido una vez más a todas esas “mujeres hermosas” que le han hecho partícipe de tantas historias personales, un “apoyo” fundamental para ella en estos días. Además del amor de la gente, Irina ha seguido recibiendo ofertas para hacer más charlas, concretamente el 7 de marzo en Extraordinarias, una plática de mujer a mujer donde estará, entre otras, con una grande como Diana Bracho.

En sus presentaciones Irina aborda temas como los prejuicios de género, la autoestima, el amor propio y el acoso cibernético. La actriz está imparable y decidida a no permitir que nada ni nadie le impidan mandar su mensaje en primera persona a todas aquellas personas que sí la quieran escuchar.