La cuarentena de la parejita se pone interesante con esta sexy provocación de la actriz rusa a su amado que le ha dejado kao. Así le ha respondido el actor.

Anuncio

Lo parece, pero no es una escena subidita de tono de ninguna telenovela. Es más real que la vida misma. Es lo que tiene la cuarentena, no todo tiene por qué ser tan malo.

Estar en casa con la persona amada puede resultar en un cómplice momento juntos. Y así ha sido en el caso de Irina Baeva y Gabriel Soto. Desde la bellísima bahía de Acapulco, la actriz rusa aprovecha la energía de los rayos de sol para posar en sus espectaculares bikinazos.

El último es digno de museo, ¡monumental! No sabemos cómo lo hace pero el último siempre supera al anterior y a las pruebas nos remitimos. Que se lo pregunten a su amado a quien los ojos se le salen de las órbitas al contemplar la belleza de su chica. Y no lo disimuula.

La cosa va por partes. Primero la actriz de Soltero con hijas nos sorprendía con esta estampa y un mensaje de lo más positivo. “Todo lo que pasa en la vida tiene una razón de ser. Si aún no lo ves está bien, confía”, ha escrito.

El emoticono de fuego y la baba caída por parte de Gabriel no tardó en llegar. El orgulloso novio le respondió encantado de la vida ante semejantes vistas.

Pero no fue la única. Irina nos cautivó con una nueva escena que derritió aún más a su chico. En ella le manda un sensual beso y, claro, ante esto Gabriel no pudo más que compartirlo en su perfil con unas palabras cargadas de amor y pasión ante tal beso. “Bebé, te lo mando de vuelta”, escribió con más corazones y fuego.

Y es que a pesar del confinamiento y de lo duro que es no poder hacer una vida normal de salidas y entradas, la pareja está aprovechando cada segundo juntos que en su día a día no les permite su profesión y sus proyectos.