Así se defiende de las duras acusaciones recibidas y cuenta cómo la ha apoyado Gabriel Soto en este difícil proceso donde se le rompió el corazón.

Por Teresa Aranguez
Diciembre 13, 2019
Anuncio

En la segunda entrega de su entrevista en profundidad con la periodista mexicana Karla Iberia Sánchez, Irina Baeva se abrió aún más y compartió con la gente cómo su corazón quedó hecho pedazos tras recibir durísimas críticas.

Lo hizo sin pelos en la lengua y defendiéndose de todo lo que le dijeron, especialmente de un insulto que además de ser ofensivo no le corresponde. Su relación con Gabriel Soto la convirtieron para muchos en una ‘robamaridos', algo a lo que ella tiene mucho que decir.

“¿Uno quita al marido? Nadie quita nada”, dijo segura. La actriz incluso contó cómo bromeaba Gabriel y para quitar hierro al asunto él la imaginaba llevándole a cuestas en su espalda a lo Papá Noel. O te lo tomas así o, como dice Irina, te vienes abajo.

Irina fue un poquito más allá y al ser preguntada por Karla cómo quedó su corazón, Irina aseguró que destrozado. “Vale no conocer, podemos no querer, que no nos guste pero siempre es con respeto”, explica sobre todos los adjetivos negativos que ha recibido. “El ser humano merece respeto y dignidad, yo trato bien hasta que te conozca, ya cuando te conozco ya puedo hacer una opinión”.

La actriz reconoce que el ser mujer ha hecho que los ataques hacia su persona hayan sido el triple de fuertes. “Es muy chistoso porque si yo hubiera estado en el lugar de Gabriel, con una familia y Gabriel en mi lugar siendo una persona que estuviera soltero, de todos modos la que hubiera terminado siendo la mala de la película hubiera sido yo por ser mujer”.

Una entrevista muy inteligente y sincera que nos acerca mucho más a Irina y a su sufrimiento en todo este proceso en el que de alguna manera, todos lo han pasado mal.