La actriz rusa habla en exclusiva de cómo se sobrepuso al bullying que sufrió en redes a raíz de su romance con Gabriel Soto y cuál fue la enseñanza que extrajo de todo lo que vivió, además del dulce momento que vive a nivel profesional con El dragón y Soltero con hijas.

By Moisés González
October 16, 2019

Apasionada por lo que hace, inteligente y muy disciplinada. Así se define Irina Baeva, la actriz rusa que ha conquistado la industria de la televisión mexicana con apenas 26 años de edad gracias al inmenso talento que ha desbordado durante el último lustro en exitosas telenovelas de Televisa como Pasión y poder (2015) y Vino el amor (2016). Esta imagen, sin embargo, dista mucho de la que se ha proyectado de la joven intérprete en los últimos años en diferentes medios de comunicación a raíz de un acontecimiento de su vida privada que terminó por eclipsar sus logros profesionales: la confirmación de su romance con Gabriel Soto cuando este aún no se había separado de la actriz mexicana Geraldine Bazán. Esta mediática y controversial relación amorosa llevó a la también protagonista del melodrama Me declaro culpable (2017) a ganarse, muy a su pesar, títulos como ‘robamaridos' o ‘rompehogares' y a un sufrir acoso a través de las redes sociales que, desafortunadamente, no ha cesado a día de hoy y que la ha obligado a desactivar los comentarios de sus publicaciones en Instagram.

“No te puedo decir que no pasa nada. Cualquier persona que te llegara a decir eso yo creo que te mentiría porque realmente en el momento en el que te pasa te llegas a preguntar qué está pasando y por qué está sucediendo eso. Realmente sí llega un punto en el que te afecta y te pones triste”, se sincera Baeva en entrevista exclusiva.

El linchamiento del que ha sido víctima Irina a través de las redes sociales hubiera podido fácilmente desequilibrar emocionalmente a la guapa rusa, pero la actriz ha sabido cómo sobreponerse a este duro bache.

“Llega un momento en el que dices ‘hasta aquí, yo sé quién soy y no voy a permitir que la gente defina quién soy sin tan siquiera conocerme' y en el que logras entender que las opiniones que importan son definitivamente las de tus amigos y la gente que realmente te conoce y te conoce bien. Entonces mientras tú sepas quién eres y esas personas también sepan quién eres y lo vean en ti porque te conocen y conviven contigo no hay ningún problema”, asegura.

Baeva, que tiene más de dos millones de seguidores solo en Instagram, es una fiel defensora de la idea de que todo en esta vida ‘pasa por algo' y llega para enseñarnos algo y hacernos más fuertes. “Por algo las cosas tenían que haber pasado de esa manera porque también si no aprendes de eso la vida te lo va a volver a poner enfrente hasta que logres sacar algo positivo”, afirma.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En su caso reconoce que la lección que extrajo de todo lo sucedido no pudo ser más clara: “no juzgar a los demás”. “Esa sería la lección más grande porque independientemente de lo que nosotros somos y la perspectiva desde la cual vemos la vida, cada persona está ahí luchando su propia batalla, echándole las ganas que puede y viviendo la vida que le toca vivir o que en este momento eligió y nosotros no sabemos qué hay detrás. Ese es el gran problema”.

“Nosotros vemos las vidas de los demás y creemos saberlo todo y creemos saber qué es lo que pasa ahí detrás de las puertas y por eso opinamos, juzgamos y soltamos opiniones sin detenernos en pensar si realmente tenemos el conocimiento como para poder dar nuestro punto de vista objetivo”, subraya la bella actriz de Televisa, quien está convencida de que ‘si todos nosotros dejáramos en algún momento de criticar y de juzgar el mundo sería diferente'.

Carrera imparable

Si bien su vida privada ha sido la que ha acaparado titulares en los principales medios de comunicación desde que saliera a la luz pública su romance con Soto en 2018, Baeva no ha dejado de cosechar logros a nivel profesional. En apenas cuatro años, la actriz ha participado en cinco exitosas telenovelas –dos de ellas como protagonista y una como antagonista–, y ha filmado una película que está por estrenarse. “No puedo sentirme más afortunada y bendecida por tantas oportunidades. Me da una sensación de orgullo propio de poder decir ‘lo logré por mí misma, le eché muchas ganas y lo logré'”.

Para la actriz no ha sido nada fácil abrirse camino en un país que no es el suyo y en un idioma que no hablaba hasta hace poco, pero sin duda ha valido la pena.

“Definitivamente son jornadas muy pesadas y apenas veo a mi familia, pero es muy bonito saber que lograste algo que pensabas que iba a ser inalcanzable”, asevera.

Tan inalcanzable como llegar a formar parte de una serie que se puede ver en todo el mundo y que hoy, gracias a su reciente participación en la teleserie El dragón (Univision), es una realidad.

“Yo estoy muy emocionada con este proyecto y creo que todos los que lo hicimos también. Es definitivamente la gran apuesta de la temporada. Tiene de todo”, cuenta Baeva, quien se muestra muy ilusionada de que por primera vez un trabajo suyo se pueda ver en Rusia a través de la plataforma Netflix.

“Me emociona que mi familia pueda ver parte de mi trabajo y se sientan orgullosos de que ahora hasta Rusia llegó una serie hecha aquí en México”, afirma Baeva, quien graba actualmente en México una nueva telenovela, Soltero con hijas, junto a su pareja.

Advertisement