La actriz rusa rompió el silencio recientemente sobre su ausencia en la primera comunión de una de las hijas de Geraldine Bazán y Gabriel Soto.

By Moisés González
July 19, 2019 07:54 AM

La primera comunión de Elissa Marie, la hija de Geraldine Bazán y Gabriel Soto, celebrada el pasado fin de semana en México, ha vuelto a poner sobre la mesa la tensa relación que existiría entre el entorno de la actriz mexicana y su exesposo, el galán de telenovelas de Televisa.

La llamativa ausencia de la madre de Geraldine, quien no estuvo acompañando a su nieta en ese día tan importante para ella, ha desatado todo tipo de especulaciones, llegando a comentarse en algunos medios mexicanos que Soto le habría impedido ir a la primera comunión; algo que Rosalba Ortiz no tardó en salir a desmentir.

“Nunca me voy a perdonar que se me haya olvidado el día. No fui”, explicaba Ortiz días atrás a los medios de comunicación. “Nunca me lo voy a perdonar. Discúlpame hija [Geraldine Bazán], se me olvidó. Lo que pasa es que me quedé que [sus nietas] se iban a ir tres semanas con su papá [Gabriel Soto] y se me olvidó. Pensé que era dentro de 15 días”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La novia de Soto, Irina Baeva, quien tampoco asistió a la primera comunión de Elissa, fue cuestionada por este asunto recientemente ante las cámaras del programa de televisión Suelta la sopa (Telemundo), donde la bella actriz rusa habló por primera vez sobre su ausencia en dicho evento e hizo frente a los rumores que han surgido a raíz de ello.

“Yo creo que cada quien va a tener su versión de los hechos, es lógico que yo no fuera a la primera comunión porque no he podido todavía convivir con las niñas”, declaró Baeva.

“Y ese tipo de publicaciones ya yo creo que estamos bastante acostumbrados a esto y lo tomamos de quien viene, ahí está, lo van a platicar una semana más y pues ya la gente en algún momento se cansará de hablar las cosas que evidentemente no son ciertas”, agregó.

Recordemos que en septiembre del año pasado Bazán dejó muy claro a través de sus redes sociales que no dejaría que sus hijas convivieran con Irina y parece que lo está cumpliendo a rajatabla ya que hasta el momento la intérprete de 26 años no ha podido pasar tiempo con las niñas.

Advertisement